Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

CÓMO EVALUAR SU ESTILO
DE
PATERNIDAD

El concepto de la capacitación emocional es un concepto simple basado en el sentido común y arraigado en nuestros sentimientos más profundos de amor y empatía hacia nuestros hijos. Sin embargo, lamentablemente, la capacitación emocional no surge naturalmente en todos los padres por el solo hecho de amar a sus hijos. La iniciativa de adoptar un enfoque cálido y positivo con su hijo tampoco fluye automáticamente de la decisión consciente de un padre. En efecto, la capacitación emocional es un arte que requiere una conciencia emocional y un conjunto específico de conductas orientadas a escuchar y resolver problemas, conductas que se han identificado y analizado en la observación de familias saludables y de buen funcionamiento, familias que pueden describirse como emocionalmente inteligentes.

Casi cualquier madre o padre puede convertirse en un 'entrenador' de emociones, pero también es sabido que muchos padres deben superar, antes ciertos obstáculos. Algunas de estas barreras pueden ser el resultado de la forma en que se manejaron las emociones en los hogares donde crecieron. O bien, los padres pueden simplemente carecer de las aptitudes necesarias para escuchar a sus hijos. Cualquiera sea el origen, estos obstáculos pueden impedirles ser las madres y los padres fuertes y sensibles que desean ser.

El camino para convertirse en un mejor padre -como la mayoría de los caminos de crecimiento y dominio personal- comienza con el examen de sí mismo. En este sentido, la investigación que se ha llevado a cabo en los laboratorios familiares puede servir de ayuda. Obviamente, no se puede ofrecer a todas las familias el tipo de análisis en profundidad que se realiza con las familias que participan en esos laboratorios, pero es posible ofrecer herramientas evaluativas como la que aquí se presenta (diseñada por el experto mundial Dr. John Gottman), para ayudarlo a Usted a evaluar su propio estilo de ser padres.

Al final del test, encontrará descripciones de los cuatro estilos diferentes de ser padres descubiertos por la investigación del Dr. Gottman. Allí se referirá de qué manera los diferentes estilos de ser padres afectaron a los niños que fueron estudiados.

UNA EVALUACIÓN: ¿QUÉ TIPO DE PADRE/MADRE
ES USTED?
Esta evaluación plantea preguntas sobre sus sentimientos relacionados con la tristeza, el miedo y la ira, tanto en usted como en sus hijos.

Para cada punto, rogamos rodear la elección que más se ajusta a su forma de sentir con un círculo. Si no está seguro, elija la respuesta que parece acercarse más a la realidad.

Aunque este test exige responder muchas preguntas, trate de perseverar. El diseño prolongado asegura la cobertura de casi todos los aspectos de cada estilo de ser padres
.
 

Imprima esta página y marque lo que corresponda, o numere en una página cada una de las afirmaciones, colocando V o F.

V = Verdadero F = Falso

1. Realmente los niños no tienen muchos motivos para ponerse tristes.

V         F

 

2. Pienso que la ira está bien siempre que se esté bajo control.

V         F

 

3. Los niños que se muestran tristes habitualmente sólo intentan que los adultos sientan lástima por ellos.

V         F

 

4. La ira de un niño merece un aislamiento temporario.

V         F

 

5. Cuando mi hijo se muestra triste, se vuelve un verdadero malcriado.

V         F

 

6. Cuando mi hijo está triste, se espera que yo arregle el mundo y lo vuelva perfecto.

V         F

 

7. Realmente no tengo tiempo para la tristeza en mi propia vida.

V         F

 

8. La ira es un estado peligroso.

V         F

 

9. Si usted ignora la tristeza de un niño, tiende a desaparecer por sí sola.

V         F

 

10. La ira habitualmente significa agresión.

V         F

 

11. Los niños a menudo se muestran tristes para salirse con la suya.

V         F

 

12. Creo que la tristeza está bien siempre que esté bajo control.

V         F

 

13. La tristeza es algo que uno tiene que superar, soportar, en la que no debe dilatarse.

V         F

 

14. No importa tener que enfrentar la tristeza de un niño, siempre que no dure mucho.

V         F

 

15. Prefiero un niño feliz que un niño totalmente emocional.

V         F

 

16. Cuando mi hijo está triste, ha llegado el momento de resolver problemas.

V         F

 

17. Ayudo a mis hijos a superar la tristeza rápidamente para que puedan pasar a cosas mejores.

V         F

 

18. No considero que la tristeza de un niño signifique algún tipo de oportunidad para enseñar algo al niño.

V         F

 

19. Pienso que cuando los niños están tristes están acentuando excesivamente el aspecto negativo de la vida.

V         F

 

20. Cuando mi hijo se muestra enojado, se convierte en un verdadero malcriado.

V         F

 

21. Pongo límites a la ira de mi hijo.

V         F

 

22. Cuando mi hijo se muestra triste, es para atraer la atención.

V         F

 

23. La ira es una emoción que vale la pena explorar.

V         F

 

24. Gran parte de la ira de un niño proviene de su falta de comprensión e inmadurez.

V         F

 

25. Invento que el humor iracundo de mi hijo se convierta en humor alegre.

V         F

 

26. Usted tendría que expresar la ira que siente.

V         F

 

27. Cuando mi hijo está triste, es una oportunidad para acercarme a él.

V         F

 

28. No existen realmente muchos motivos para que un niño esté enojado.

V         F

 

29. Cuando mi hijo está triste, trato de que explore qué lo hace sentir tristeza.

V         F

 

30. Cuando mi hijo está triste, le muestro mi comprensión.

V         F

 

31. Quiero que mi hijo experimente la tristeza.

V         F

 

32. Lo importante es descubrir por qué un niño se está sintiendo triste.

V         F

 

33. La niñez es un período de despreocupación, no un período para sentirse tristes o enojados.

V         F

 

34. Cuando mi hijo está triste, nos sentamos para hablar de la tristeza.

V         F

 

35. Cuando mi hijo está triste, trato de ayudarlo a descubrir por qué está presente ese sentimiento.

V         F

 

36. Cuando mi hijo está enojado, es una oportunidad para acercarse.

V         F

 

37. Cuando mi hijo está enojado, me tomo un tiempo para tratar de experimentar este sentimiento con él.

V         F

 

38. Quiero que mi hijo experimente la ira.

V         F

 

39. Creo que a veces es bueno que los niños se sientan enojados.

V         F

 

40. Lo importante es descubrir por qué el niño se siente enojado.

V         F

 

41. Cuando se pone triste, advierto a mi hijo que no desarrolle un mal carácter.

V         F

 

42. Cuando mi hijo está triste me preocupa que desarrolle una personalidad negativa.

V         F

 

43. No trato realmente de enseñar a mi hijo algo en particular acerca de la tristeza.

V         F

 

44. Si aprendí algo sobre la tristeza es que expresarla es algo bueno.

V         F

 

45. No estoy seguro de que haya algo que se pueda hacer para cambiar la tristeza.

V         F

 

46. No hay mucho para hacer con un niño triste excepto ofrecer consuelo.

V         F

 

47. Cuando mi hijo está triste, trato de hacerle saber que lo amo por encima de todo.

V         F

 

48. Cuando mi hijo está triste, no estoy muy seguro de saber qué quiere que yo haga.

V         F

 

49. No estoy realmente tratando de enseñar a mi hijo algo en particular sobre la ira.

V         F

 

50. Si aprendí algo sobre la ira es que expresarla es algo bueno.

V         F

 

51. Cuando mi hijo está enojado, trato de mostrarme comprensivo con su humor.

V         F

 

52. Cuando mi hijo está enojado, trato de hacerle saber que lo amo por encima de todo.

V         F

 

53. Cuando mi hijo está enojado, no estoy muy seguro de saber qué sugiere que yo haga.

V         F

 

54. Mi hijo tiene mal carácter y esto me preocupa.

V         F

 

55. No creo que sea correcto que un niño muestre ira.

V         F

 

56. La gente enojada está fuera de control.

V         F

 

57. La ira en un niño equivale a un berrinche.

V         F

 

58. Los niños se enojan para salirse con la suya.

V         F

 

59. Cuando mi hijo se enoja, me preocupo por sus tendencias destructivas.

V         F

 

60. Si usted deja que los niños se enojen, creerán que pueden salirse con la suya todo el tiempo.

V         F

 

61. Los niños enojados son irrespetuosos.

V         F

 

62. Los niños son muy divertidos cuando se enojan.

V         F

 

63. La ira tiende a nublar mi juicio y hago cosas que lamento.

V         F

 

64. Cuando mi hijo está enojado, es tiempo de resolver un problema.

V         F

 

65. Cuando mi hijo se enoja, pienso que es tiempo de una paliza.

V         F

 

66. Cuando mi hijo se enoja, mi objetivo es detenerlo.

V         F

 

67. No presto mucha atención a la ira de un niño.

V         F

 

68. Cuando mi hijo está enojado, suelo no tomarlo muy en serio.

V         F

 

69. Cuando yo estoy enojado, siento que voy a explotar.

V         F

 

70. La ira no lleva a nada.

V         F

 

71. La ira es algo emocionante para que un niño la exprese.

V         F

 

72. La ira de un niño es importante.

V         F

 

73. Los niños tienen derecho de sentirse enojados.

V         F

 

74. Cuando mi hijo está furioso, simplemente averiguo qué lo vuelve furioso.

V         F

 

75. Es importante ayudar al niño a descubrir qué causó su ira.

V         F

 

76. Cuando mi hijo se enoja conmigo, pienso: “No quiero escuchar esto”.

V         F

 

77. Cuando mi hijo está enojado pienso: “Si sólo pudiera aprender de los golpes”.

V         F

 

78. Cuando mi hijo está enojado pienso: “¿Por qué no puede aceptar las cosas como son?”.

V         F

 

79. Quiero que mi hijo se enoje, para que pueda valerse por sí solo.

V         F

 

80. No presto mucha atención a la tristeza de mi hijo.

V         F

 

81. Cuando mi hijo está enojado quiero saber qué está pensando.

V         F

 

CÓMO INTERPRETAR SU PUNTAJE

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos