Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

CÓMO SUPERAR LA VERGÜENZA
Manual Práctico 
Basado en las Investigaciones de Ronald y  Patricia Potter-Efron 

aahhss

Volver al Indice de este Curso

El universo de egoísmo de las personas 
que no tienen vergüenza

¿Quién de nosotros, en nuestras fantasías secretas, no se ha imaginado que es la persona más importante del mundo? ¿Quién no desearía ser adorado? En cuanto a eso, ¿quién no querría ser considerado perfecto, como la encarnación de la belleza, la inteligencia, la gracia y la fortaleza? ¿Por qué tener un círculo de admiradores cuyo único trabajo fuera recordar nos que somos una maravilla?

La mayoría de las personas aprenden cuando niños que no pueden ser el centro del universo. Esta lección no es necesariamente divertida. El niño de dos años a quien se le tiene que decir una y otra vez que la fiesta de cumpleaños es para su hermana, hará muchos berrinches antes de aceptar su lugar como simple participante. Después de todo, los niños empiezan vivir sin un sentido de límites. Al principio, incluso, no se dan cuenta que sus cuerpos están separados del de su madre o cuidadores. Ya para el segundo año de vida reconocen la existencia de los demás y también descubren que los c tienen sus propias vidas y que algunas veces no les pondrán atención. No importa cuánto se enojen, no importa el tiempo que griten o lloren, finalmente descubren que hasta sus padres tienen otros intereses. Casi todos los niños resuelven esta crisis aprendiendo que su lugar en el mundo es importante, pero limitado. El niño de dos años eventualmente acepta que sólo tiene una fiesta de cumpleaños al año.

Aunque probablemente por cierto tiempo sea maravilloso ser el centro de atención, la mayoría descubrimos que también se siente uno bien cuando nos ocupamos de otros. Empezamos a reconocer que un mundo de atención compartida es también un mundo de calor y confort mutuos. Cambiamos nuestra necesidad de ser únicos en el mundo por nuestra contribución al bienestar y belleza de la comunidad.

 

Algunas personas no quieren aceptar esta idea, probable mente nunca aprendieron a renunciar con gracia a ser el centro de atención cuando eran niños. Cuando crecieron, posible mente sólo salieron con personas que, calladas, las escuchaban hablar de su propia importancia. Más adelante en la vida, sus compañeros de trabajo quizá se hayan quejado de que, sin trabajar más que los demás, demandaban todo el crédito. El mensaje que le dan al mundo es el siguiente: "Soy la persona más importante que jamás haya existido. Deben darme todo su amor, tiempo y reconocimiento."

Las personas con vergüenza insuficiente frecuentemente creen que merecen ser tratadas de manera especial sólo por que existen. Quieren ser colocadas en un pedestal donde puedan ser adoradas y veneradas, simplemente piensan que son mejores que todos los demás y son egoístas hasta el punto de ser incapaces de interesarse por los otros.

Varias palabras poco halagadoras describen esta condición; orgullo falso, narcisismo, presunción, altanería, arrogancia.

Todas ellas describen a las personas que sufren de insuficiencia de vergüenza en diferentes situaciones. Sin embargo, recuerden que casi todo el mundo, por lo menos ocasionalmente, actúa de esta manera. La insuficiencia de vergüenza es parte de la condición humana, no es que deba condenarse. Los que con frecuencia caen en la falta de vergüenza pueden aprender nuevas maneras de relacionarse con otros que enfaticen un mayor respeto e interés por los demás.

¿Cómo se distingue la insuficiencia de vergüenza de la arrogancia que describimos en la sección anterior? La arrogancia, como nosotros la consideramos, es una defensa contra la vergüenza excesiva. El individuo arrogante puede aparentar que está centrado en sí mismo y que carece por completo de vergüenza; sin embargo, está realmente lleno de ella, está pro fundamente preocupado por cómo lo valoran los otros y es exageradamente sensible a la crítica o desestimación. La persona arrogante cubre su vergüenza bajo una capa de superioridad, bajo la cual tiembla de miedo de ser expuesta como charlatana inservible, Fácilmente se llenará de ira cuando los demás se acercan demasiado a esa vergüenza.

El orgullo sin vergüenza es diferente. Estas personas se mantienen aparte de los demás. Es más fácil para ellos ignorar las críticas que enojarse porque no respetan a quienes no los aprecian; de hecho, parecen ser indiferentes a todo menos al ha lago. Ellas no esconden tras su orgullo una gran vergüenza.

Ciertas conductas personales como las relaciones sexuales, las funciones físicas y algún tipo de ritos espirituales pueden ser perfectamente aceptables, pero son asuntos privados. La persona recatada no llama la atención sobre sí misma o sus asuntos privados. Posee una dignidad interior, no necesita hacer alardes ni requiere llamar la atención.

Las personas que tienen poca vergüenza llaman la atención al actuar abiertamente en áreas que normalmente requieren de la privacidad y del pudor. ¿Quién querría oír todos los detalles acerca del divorcio de alguien, el tipo de ropa interior que usa o una discusión en terapia? Normalmente, la vergüenza advierte cuando se ha llegado a un tema que avergüenza a otros, por lo que es mejor mantenerlo en privado. Las personas con falta de vergüenza frecuentemente no escuchan estos mensajes por lo que provocan que los que los rodean se sientan incómodos.

Incluso hablar demasiado alto en una reunión provoca vergüenza, no importa cuál sea el contenido de la discusión. La persona ruidosa ignora la preferencia de los demás e invade sus límites. De hecho, mientras que la vergüenza sana nos ayuda a mantener y proteger los límites personales de otros, las conductas desvergonzadas los violan. La razón de la importancia de la vergüenza "positiva", es que sin ella perdemos el sentido de quiénes somos. Ella preserva y define nuestra identidad haciendo que pongamos atención a nosotros mismos. Carl Schneider, en sus sensibles escritos sobre la vergüenza, señala que "la vergüenza revela el sí mismo al sí mismo". Por lo tanto, las personas que carecen de vergüenza por lo general tienen poca conciencia de sí mismas y es por eso que comúnmente son superficiales emocionalmente.

¿Por qué los que están cerca de una persona con insuficiencia de vergüenza se sienten tan incómodos? La razón es que la mayor parte de las personas se relacionan con otros a través de una comprensión mutua que no necesita expresarse, llamada discreción o tacto. Por ejemplo, no le diríamos a alguien que tiene el pelo revuelto, que su ropa no combina o que tiene la cara sudada; si algo se dijera sobre estos asuntos, probablemente le correspondería decirlo con discreción a un esposo, un buen amigo o compañero cercano. Estos temas tan delicados se ubican en el límite de lo público y lo privado.

Algunos asuntos más serios también caen en la línea entre lo público y lo privado. ¿Hablaríamos del reciente diagnóstico de cáncer de otra persona? ¿Es aconsejable o no discutir sobre la muerte del pariente de otros? ¿Qué pasaría en el caso de estar platicando con una persona que acaba de perder su trabajo? ¿Sería bueno o malo comentarle a la madre de un muchacho que acaba de salir de un tratamiento por abuso de drogas que tienes una hija con el mismo problema? Estos temas son muy delicados y quizá sean del conocimiento público, pero la situación requiere discreción para que la otra persona no se sienta avergonzada, embarazada o humillada,

Cada uno de nosotros es capaz de avergonzar a otros. Entre más intimidad exista entre dos personas, son más vulnerables porque saben que la otra quiere mantener su privacía. Hay que saber por el propio sentido de vergüenza que algunas cosas debemos discutirlas en privado y con discreción.

 La insuficiencia de vergüenza limita la obtención de logros

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos