Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

CÓMO SUPERAR LA VERGÜENZA
Manual Práctico 
Basado en las Investigaciones de Ronald y  Patricia Potter-Efron 

jaaqq1

Volver al Indice de este Curso

El componente físico de la vergüenza

El sentimiento repentino de una vergüenza enorme es una experiencia abrumadora. Un momento antes uno se siente bien, lleno de energía, autoestima y alegría, y repentinamente algo malo sucede; puede ser algo tan trivial como advertir una mancha en la camisa o la blusa, o tal vez algo más obvio como que nuestro jefe nos grite por un error cometido. Son momentos en los que quisiéramos quedarnos tranquilos y serenos, pues en estas situaciones nada desearíamos más que responder con dignidad, gracia y compostura,

Quisiéramos que nuestros cuerpos cooperaran, pero en lugar de eso sentimos que nuestra cara está muy caliente. Por alguna razón no podemos hacer que nuestros ojos miren de frente, insisten en seguir la dirección de nuestra cabeza, que apunta hacia el suelo. En ocasiones se percibe una Opresión en el pecho. Al mismo tiempo el corazón empieza a latir aceleradamente; en ese momento no tenemos control sobre nuestro cuerpo. Algunos tenemos una sensación de vacío en el estómago, y el tiempo parece arrastrarse con lentitud mientras nos retorcemos presas de una aguda conciencia de nosotros mismos. Casi no podemos hablar. Tenemos vergüenza.

 

Es bastante desagradable vivir este primer ataque de vergüenza. Sin embargo, una vez que nos damos cuenta cabal estas sensaciones, es posible que lleguemos a sentirnos peor todavía. Ahora nos avergonzamos de nuestra vergüenza aunque tratemos desesperadamente de calmarnos, nuestro cuerpo se niega a obedecer. El calor de la cara se transforma en un incendio, nos sonrojamos de pena. Nuestra mirada se dirige hacia abajo, tenemos que luchar contra la terrible urgencia de escapar, de darle la espalda a todo el asunto Quizá empecemos a sentir nausea En realidad, nos estamos enfermando por causa de nuestra vergüenza.

No todos los ataques son tan dolorosos. Pero se puede decir que casi siempre es un evento físico, Las formas más sutiles incluyen breves vacilaciones en el lenguaje, mirar hacia otro lado mientras se habla con alguien, cambios ligeros de conversación y una sensación imperceptible de rubor e incomodidad. La vergüenza es ante todo un sentimiento.

Hay otras dos respuestas físicas comunes en un ataque de vergüenza. Primero, la sensación de hacernos cada vez más chiquitos. Segundo, la impresión de que las personas que nos rodean se hacen más grandes, más fuertes y peligrosas. Es como si nos encogiéramos. Lo que realmente pasa es que nos hemos empequeñecido, instintivamente ocupamos me nos espacio encogiendo nuestros brazos y piernas. Tratamos de protegernos haciéndonos chiquitos. Todos los que han experimentado estas sensaciones nos dicen que cuando se avergüenzan se sienten como niños pequeños.

Las personas avergonzadas se sienten vulnerables, desprotegidas y expuestas aun a pesar del esfuerzo por retraerse. Esto es mucho más que un pensamiento: es una respuesta corporal que suele ser muy incómoda. La mirada de los demás es como algo tangible que casi las toca. Es como si la piel se volviera transparente de modo que los otros pueden ver a través de ellas. La persona avergonzada desearía intensamente volverse invisible. En cambio, se siente completamente abierta a la inspección de los demás.

Pero la vergüenza es más que un sentimiento. Los sentimientos desconcertantes suscitan pensamientos dolorosos con los que por lo general ya está muy familiarizada la persona avergonzada y que sólo aumentan sus problemas. Estos pensamientos confirman los sentimientos de devaluación que son característicos de la vergüenza.

Pensamientos sobre la vergüenza

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos