Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

TU CARÁCTER Y EL ORDEN
DE NACIMIENTO
h

MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de
Ronald W. Richardson y Lois A. Richardson

LOS HIJOS (Cont.)

El niño creció ajustándose a muchas reglas, próximo al hogar familiar y a la madre, y con muy poca vida privada hasta que se hizo adulto.

Ya adulto, Jeff salió con varias muchachas, pero jamás encontró la mujer adecuada. Cualquier relación más seria tendía a ser con mujeres mucho mayores que él. No tomó una orientación propia en su carrera y estuvo saltando de un trabajo en otro, con largos períodos en que no trabajaba.

A los cuarenta años aún seguía viviendo en su casa con Helena.

Gina amaba tiernamente a su hijo Adam, pero no fue mucho lo que hizo por él, aparte de proporcionarle una vida hogareña bastante estable y servirle tres comidas diarias.

Como su hermana mayor, trabajó sin descanso mientras su hijo crecía, pero después de la muerte de su marido, Gina empezó a salir con amigos y se casó mientras su hijo todavía era pequeño, pero a los seis meses se divorció.

Llegó a la conclusión de que le gustaba más salir con amigos que estar casada.

Ella y Adam se mudaban con frecuencia de apartamento, y la convivencia de ambos era casi como la de compañeros que comparten un cuarto. Aunque lo controló y ejerció cierta disciplina sobre él durante los primeros años, cuando él terminó la escuela primaria ya cada uno tenía su propia vida y era libre de ir y venir casi sin restricciones.

Durante la adolescencia de Adam, madre e hijo apenas si se vieron. Ella jamás le preguntó adonde iba ni qué era lo que hacía. Eran grandes las probabilidades de que el joven se metiera en dificultades, pero no lo hizo. Era un buen chico, feliz y de temperamento tranquilo. Cuando terminó la universidad se casó y se mudó a Boston para empezar su trabajo como publicista.

 

Una navidad, cuando los dos primos tenían 40 años, se decidió hacer una pequeña reunión de familia en casa de Helena y de Jeff. Adam, con su mujer, sus dos hijos y Gina, combinaron sus vuelos desde dos ciudades diferentes para que Jeff pudiera ir a esperarlos a todos al aeropuerto. De camino a casa, en el coche, pasaron por un bar que Jeff señaló, diciendo:

    -Aquí es donde fui la primera vez que tuve permiso para volver después de medianoche —y cuando su primo le preguntó qué edad tenía cuando sucedió aquello, respondió—: Diecinueve.
    —Fíjate —comentó Adam, volviéndose hacia su madre, que iba en el asiento trasero— que yo ni siquiera recuerdo que alguna vez me hayas dicho a qué hora tenía que volver.
    —Exactamente —respondió Gina—. Nunca tuve que decírtelo porque tú siempre llegabas a casa antes que yo.

El estilo con que Helen cumplía su papel de madre era el típico de los hermanos mayores, que tienden a asumir más responsabilidad y a estar más pendientes de sus hijos.

El de Gina era un ejemplo más extremo de cómo los menores pueden optar por «pasar» del papel parental tradicional. Como se ve por los resultados, el estilo inspirado o condicionado por el orden de nacimiento no sirve para predecir cómo será el hijo.

Además de las características de estilo relacionadas con la posición en el orden de nacimiento, en su condición de padre/madre usted puede reaccionar ante alguno o algunos de sus hijos a partir de antiguos modelos de comportamiento que se formaron en la relación con sus propios hermanos y hermanas.

Quizá favorezca al niño que comparte con usted el sexo y la posición en el orden de los nacimientos, y vea con simpatía y comprensión las luchas que tiene que librar ese hijo (o hija) en el seno de la familia. O tal vez le parezca un conflicto si, por ejemplo, usted es un hijo/hija mayor y se le plantea, con el mayor de los suyos, el problema de quién se hace cargo de los niños menores.

Claro que, como adulto, usted está en mejor situación para modificar su comportamiento con sus hijos de lo que podía estarlo de niño, con sus hermanos o con sus padres.

Su relación con un hermano favorito mientras ambos estaban creciendo también puede afectar a su relación con un hijo/a que sea del mismo sexo que aquel hermano/a y que ocupe el mismo lugar en el orden de nacimiento. Quizá como más disfrute usted de ese hijo sea como com-pañero, aunque tengan los mismos desacuerdos que tenía usted con su hermano.

Además, esté alerta a cómo un hijo suyo puede traerle el recuerdo de un hermano, y tome nota de sus reacciones ante determinados comportamientos. Es probable que algunas reacciones negativas ante un niño, aparentemente inexplicables, reflejen en realidad una pugna anterior con un hermano.

 Pregúntese si sus sentimientos se relacionan con la situación actual o si solamente son un retroceso a los enfrentamientos de ayer.

Si usted es capaz de tomar conciencia de la forma en que se relaciona con sus hermanos y con sus padres como resultado de su lugar en el orden de nacimiento, y de cambiarla si es preciso, tendrá más probabilidades de cambiar también la forma en que se relaciona con sus hijos.

A veces cada uno de los padres favorece a un hijo diferente, cosa que sucede particularmente en las familias de dos hijos, en las que inconscientemente cada uno de los padres adopta a uno de los hijos. Esta actitud es peligrosa cuando crea alianzas entre padres e hijos en vez de crearlas entre los padres.

En el Anexo 16 se analiza con más detalle cómo utilizar en la educación de los hijos la información sobre las características relacionadas con el orden de nacimiento.

LOS HERMANOS ADULTOS

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos