Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

CÓMO VENCER LA TIMIDEZ
MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de Miel Girado

gfdsah


Volver al Indice de este Curso

LOS ASPECTOS NO VERBALES

En esta sección nos ocuparemos sobre todo del tercer elemento, de los aspectos no verbales de su actitud. Muy pocas personas son del todo conscientes de cuántas cosas revelan acerca de si mismas el lenguaje de su cuerpo y las expresiones de su rostro. Cuanto más tímido sea usted, más necesita hacerse consciente de lo que le está diciendo a otra persona cuando está frente a ella, de pie, rígido como un palo, o cuando está mirando al suelo mientras habla con ella. Así pues, lea atentamente en qué consiste este tipo de comunicación, averigüe en qué medida pueden aplicársele los varios ejemplos, y después decídase a cambiar su personalidad rígida y estereotipada por un comportamiento más agradable y comunicativo.

Nos comunicamos, por una parte, por medio de las expresiones faciales, que dependen de: la boca, que sonríe o hace otros gestos; la frente, que puede fruncirse; y las cejas, que pueden mostrar una cierta variedad de estados de ánimo. La posición que damos a nuestro cuerpo, la orientación de acercamiento o alejamiento de la persona con la que hablamos, constituye otra forma de expresión corporal.

 

Mientras está conversando con alguien, usted puede cruzar las piernas por los tobillos o por las rodillas, puede cruzarse de brazos o apoyar las manos en las caderas, o bien doblar el codo y apoyar la cabeza en la mano; puede apoyar los pies en una mesa o una silla; puede sentarse muy derecho, con los pies firmemente apoyados en el suelo y las manos en el regazo; puede inclinarse hacia adelante, hacia atrás o hacia un lado, o puede apoyarse en el brazo de un sillón o en una pared. Según lo que haga y cómo lo haga, revelará usted muchas cosas acerca de sí mismo, de sus intereses, temores, su cansancio o su aburrimiento, así como de su aceptación o rechazo de la otra persona.

Imagínese que está almorzando con una persona del sexo opuesto a la que considera atractiva y a la que le agradaría conocer mejor. Decide hacerle un cumplido diciendo: «Ese conjunto que llevas te sienta muy bien». Aunque las palabras son las adecuadas y la forma en que ha formado la frase parece expresar una cierta complacencia, el que su comentario sea considerado como un cumplido dependerá poco de las palabras en sí mismas. Son más el tono de su voz y la expresión de su rostro los que comunicarán el grado de su sinceridad y de su complacencia. En realidad, sus palabras representan sólo el siete por ciento del mensaje positivo que es recibido por su interlocutor. Las características de la voz, como el tono, la inflexión, el volumen, etc., determinan más o menos el treinta y ocho por ciento del mensaje, y las características faciales, como la mirada a los ojos, la sonrisa, la expresión de las cejas y la orientación de la cabeza determinan el cincuenta y cinco por ciento del impacto que registra la otra persona.

 El hecho de que usted mire -o no mire- a los ojos de la persona con la que está hablando revela muchas cosas de su personalidad. ¿Mira usted el suelo mientras habla con alguien? ¿Mira usted por la ventana mientras escucha lo que dicen los demás? ¿Tiende usted a rehuir la mirada de su interlocutor?

Su uso de las manos también implica comunicaciones no verbales. ¿Qué hace usted con las manos mientras está hablando con alguien, de pie? ¿Se las mete en los bolsillos, se las echa a la espalda, agarra el bolso, con el pelo, gesticula? ¿Les busca un sitio y las deja allí inmóviles hasta el final de la entrevista?

¿Cuándo sonríe usted? ¿Cuándo frunce el ceño? ¿Cuándo se recuesta tranquilamente en su asiento y cuando se sienta en el extremo, inclinado hacia delante? ¿En qué momento se hace molesta una mirada a los ojos? ¿Qué hace usted con las piernas y los pies? Si tomara usted un grupo de personas no tímidas, socialmente desenvueltas y competentes, y les hiciera estas preguntas, es posible que las respuestas le sorprendieron. Descubriría que cada una de ellas tiene una «norma» diferente respecto al uso correcto de estos elementos de comunicación no verbal. Pero no obtendría respuestas satisfactorias a sus preguntas, sobre todo porque las personas que no son tímidas y sí son medianamente expresivas no piensan realmente cuándo, cómo y dónde utilizan los componentes no verbales en sus comunicaciones, sino que lo hacen de modo natural y espontáneo. Pues bien, si la única cosa que hace usted de modo espontáneo es «tragarse una escoba por así decirlo, el primer paso que debe dar es tomar conciencia de lo que «o hace; el segundo paso será forzar los movimientos y el lenguaje de su cuerpo, hasta la exageración; y el tercer paso consistirá en practicar diferentes estilos en ambientes sociales sencillos, y después en situaciones más complejas.

Observemos con un poco de atención la forma en que tas personas no tímidas utilizan el lenguaje del cuerpo. Nuestro equipo entrevistó a diez personas no tímidas y averiguó que cada una de ellas usaba una combinación diferente de señales no verbales en su relación con los demás, Por ejemplo, una de ellas miraba agradablemente a los ojos de su interlocutor, mientras movía la cabeza y sonreía de vez en cuando; otra persona, en una situación parecida, se expresaba básicamente con gestos de las manos y los movimientos del cuerpo; y una tercera pasaba demasiado rato mirándose las manos o mirando al suelo mientras escuchaba a alguien, pero compensaba esta actitud introvertida haciendo gestos afirmativos con la cabeza y emitiendo algún «mmm...» a lo largo de la conversación. Aunque todas estas personas difieren en su forma de utilizar las señales no verbales, todas actúan igual en el sentido más importante: todas se sien ten libres para ser ellas mismas. Y, cualquiera que sea la combinación de señales no verbales que utilicen, lo gran comunicar que se sienten seguras de sí mismas, tranquilas y a gusto.

Pero no interprete esto erróneamente. Las personas no tímidas casi nunca realizan un esfuerzo consciente para usar el lenguaje corporal de un modo determinado, para controlar deliberadamente la impresión que dan. Recuerde que todo intento de «controlar la impresión» no es más que otro síntoma del temor a ser usted mismo. En la mayoría de las situaciones sociales, las personas no tímidas son sencillamente inconscientes de los diferentes elementos de su conducta no verbal. Actúan de manera espontánea, y su norma general parece ser una tendencia a equilibrar todos los elementos que componen una determinada actuación.

¿Qué es lo que revelamos con la distancia que interponemos entre nosotros y los demás? ¿Cuánto deberíamos aproximamos a la persona con la que hablamos? Si usted se sitúa de 0 a 50 centímetros' de la otra persona, revela una estimación íntima hacia ella; de 50 a 120 centímetros indican una relación «personal»; de 120 centímetros a 3 metros y medio significan una relación «social»; y, si se coloca usted a más de tres metros y medio, es que se encuentra en algún tipo de conferencia o acto público. Debemos señalar, sin embargo, que estas normas son válidas sobre todo para Norteamérica, y que seguramente serían menos aplicables a las relaciones sociales en Europa o en otras partes del mundo.

Cuanto más toca usted a una persona, más pone de manifiesto su atracción hacia ella. Cuanto más se miran los dos a los ojos, más se comportan como dos personas que realmente se agradan. El hecho de inclinarse hacia una persona significa que siente usted algún atractivo hacia ella, y lo mismo significa volver el cuerpo hacia ella. ¿Puede usted imaginar el efecto que haría el combinar estos cuatro elementos en una sola demostración?

Pero, en la mayoría de encuentros sociales, lo mejor es comenzar por un elemento y pasar muy gradualmente a los otros tres. Este equilibrio confiere a la conducta la intensidad adecuada.

La mayoría de las personas no tímidas y suficientemente expresivas conocen estos principios generales. Saben cómo comportarse, no porque se les haya instruido formalmente en estas cuestiones, sino porque han vivido una amplia variedad de experiencias sociales en las cuales han tenido la oportunidad de ver actuar a los demás de diferentes maneras, y a partir de esta observación han adoptado las normas que ellos consideraban más adecuadas.

CÓMO UTILIZAR LAS SEÑALES NO VERBALES

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos