Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

CÓMO MEJORAR 
LA AUTOESTIMA

MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de Nathaniel Branden

HG6574

E
jercicio 

Cuando trabajo con un paciente con el objetivo de integrar a su sí-mismo niño, con frecuencia sugiero este sencillo ejercicio que usted podrá realizar con facilidad. (Si tiene un amigo que pueda leerle las instrucciones que siguen, tanto mejor; también puede grabarlas usted mismo en una cinta y luego escucharlas; o simplemente leerlas hasta asimilarlas, 
antes de llevarlas a la práctica.)

Durante unos minutos contemple fotografías de usted mismo cuando era niño (suponiendo que las tenga; si no, continúe sin ellas). Después cierre los ojos y aspire varias veces, profunda y relajadamente. Penetre en su interior y hágase estas preguntas: ¿Cómo era tener cinco años? ¿Cómo imagina que experimentaba usted su cuerpo entonces?... ¿Cómo era vivir en su casa?... ¿Cómo se sentaba? Siéntese como usted imagina que se sienta un niño de cinco años Preste atención a lo que percibe. Conserve la experiencia un rato en su mente.

Con solo hacer este ejercicio todos los días durante dos o tres semanas aprenderá a percibir mejor su sí-mismo niño, así como también a lograr un mayor nivel de integración del que quizás experimenta en el presente, porque estaría dando el primer paso convertir en visible al sí-mismo niño y tratarlo con seriedad.

 

Pero el trabajo de contemplar oraciones es una herramienta mucho más avanzada y poderosa para despertar el reconocimiento de su sí-mismo niño y facilitar la integración. Como ya he dicho antes, utilice un cuaderno, y escriba al comienzo de una página en blanco cada una de las oraciones incompletas que figuran abajo; luego escriba de seis a diez finales para cada una, lo más rápidamente posible y sin autocriticarse, inventando cosas cuando sea necesario para no perder el ritmo.

                        Cuando tenía cinco años.

                        Cuando tenía diez años.

                        Si recuerdo cómo era el mundo cuando yo era   
                        pequeño.

                        Si recuerdo cómo era mi cuerpo cuando yo era 
                        pequeño.

                        Si recuerdo cómo era la gente cuando yo era 
                        pequeño.

                        Con mis amigos me sentía.

                        Cuando me sentía solo, yo.

                        Cuando me sentía excitado, yo.

                       Si recuerdo lo que me parecía la vida cuando era 
                       yo  chico.

                       Si el niño que hay dentro de mi pudiera hablar, 
                       diría.

                        Una de las cosas que tuve que hacer de niño 
                        para sobrevivir fue.

Una de las manera en que trato a mi sí-mismo niño como lo hacia mi madre es.

Una de las maneras en que trato a mi sí-mismo niño como lo hacía mi padre es.

Cuando el niño que llevo en mi interior se siente ignorado por mí.

Cuando el niño que llevo en mi interior se siente criticado por mí.

Una de las maneras en que ese niño suele ocasionarme problemas es.

Sospecho que estoy obrando a través de mi sí-mismo niño cuando.

Si ese niño fuera aceptado por mí.

A veces, lo difícil de aceptar plenamente al niño que tengo en mi interior es.

Si perdonara más a mi sí-mismo niño.

Yo seria mas amable con el niño que tengo en mi interior si.

Si escuchara las cosas que ese niño necesita decirme.

Si aceptara plenamente a ese niño como a una parte valiosa de mí.

Comienzo a darme cuenta de.

Cuando me miro desde esta perspectiva.

A algunos pacientes les he hecho repetir este ejercicio varias veces, con intervalos de alrededor de un mes. Los pedía que no miraran los finales que habían escrito las veces anteriores. Cada vez producían finales nuevos, que los llevaban a regiones más profundas. Sin la ayuda de ningún otro trabajo en esta área, lograron extraordinarias visiones interiores e integraciones que dieron como resultado su curación y un aumento de su autoestima.

Le recomiendo que experimente con esta serie de oraciones incompletas y descubra lo que pueda lograr con ellas. Al hacerlo, comprobará de qué manera este trabajo puede ser beneficioso para su autoconfianza, autorrespeto y sentido de la totalidad.          

A continuación, expondré un modo más avanzado de trabajar en el territorio abierto por los principios de oraciones anteriores. Permita el principio: Cuando tenia cinco años., y a continuación los siguientes: Una de las cosas que mi sí-mismo de cinco años necesita de mí y nunca ha obtenido es.; Cuando mi sí-mismo de cinco años trata de hablarme., si estuviera dispuesto a escuchar a mi sí-mismo de cinco años con aceptación y compasión.; Si me niego a atender a mi sí-mismo de cinco años.; al pensar en volver al pasado para ayudar a mi sí-mismo de cinco años. Después, repita esta misma serie con sus sí-mismos de seis, siete, ocho, nueve, diez, once y doce años. Logrará una milagrosa autocuración de sus heridas.

Por último, cuando sienta que ha adquirido un buen sentido de su sí-mismo niño como entidad psicológica (que es lo que debería proporcionarle esta técnica de completar oraciones), realice este nuevo ejercicio, a la vez simple y extraordinariamente efectivo, para facilitar la integración.

Empleando cualquier tipo de imágenes que le resulte útil -visuales, auditivas, sensaciones kinestésicas-, imagine a su sí-mismo niño de pie ante usted. Luego, sin decir una palabra, imagine que estrecha a ese niño en sus brazos, acariciándolo con suavidad, con la intención de entablar con él una relación de afecto. Permita que el niño responda o no responda. Permanezca suave y firme. Deje que el le toque las manos, los brazos, y que su pecho le transmita aceptación, compasión, respeto.

Recuerdo a una paciente, Valentina, que en un principio tuvo dificultad para hacer este ejercicio porque, según dijo, su sí-mismo niña era una mezcla de dolor, rabia y desconfianza. "Se me escapa permanentemente -decía-. No confía en mí ni en nadie." Le dije que, dadas sus experiencias, su respuesta era perfectamente natural. 

Luego proseguí: "Imagine que yo me presento a usted con una niña y le digo: ´Me gustaría que usted se hiciera cargo de ella. Ha sufrido algunas malas experiencias y es muy desconfiada. Por un lado, un tío suyo intentó violarla, y cuando ella quiso decírselo a su madre, ésta se enfadó con ella. Así que se siente abandonada y traicionada. (Valentina había tenido esa experiencia a los seis años.) Su nuevo hogar será el suyo, y su nueva vida la pasará con usted. Tendrá que animarla a que le tenga confianza y a darse cuenta de que usted es diferente de los otros adultos a quienes ella ha conocido´. Esa será mi presentación de la niña. Después, puede hablarle, escucharla y dejar que le diga todo lo que ella necesita que comprenda un adulto. Pero, en principio, sólo abrácela. Permítale sentir seguridad mediante la calidad de su ser, la calidad de su presencia. ¿Puede hacerlo?"

            -Si -respondió Valentina con ansiedad-. Hasta ahora la he tratado como todos los demás. Como si ella no existiera, como si no estuviera allí, porque su dolor me asustaba. Creo que yo también la he estado culpando, casi como lo hacia mi madre.

            -Entonces cierre los ojos, cree a esa niña frente a usted, tómela en sus brazos y permítale recibir su cariño. ¿Cómo se siente usted?... Me pregunto qué querrá usted decirle. Tómese el tiempo necesario para descubrirlo.

Más tarde, Valentina observó:

            -Durante todos estos años he tratado de ser adulta rechazando a la niña que fui. Me sentía muy avergonzada, herida e irritada. Pero cuando tomé a esa niña en mis brazos y la acepté como una parte de mí, por primera vez en mi vida me sentí una adulta de verdad.

Ésta es una de las maneras de desarrollar la autoestima. 

Vivir de un modo responsable

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos