Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso


CÓMO RESOLVER LAS
DISCREPANCIAS EN LA PAREJA
Y EL TRABAJO

discrepancias

MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de 
Susan M. Campbell, Ph. D.

MÓDULO V

AHORRADOR / GASTADOR

A los ojos del ahorrador los recursos del mundo son limitados, lo que le lleva a una actitud de conservación y frugalidad.

Para el gastador, los recursos son más que abundantes.
 De ahí que no haya necesidad de plantearse el conservar para el futuro.

Para el ojo objetivo, los dos puntos de vista tienen parte de verdad y de mentira.

 Pero en las relaciones, no se trata tanto de hechos como de sentimientos.

 Cuando el gastador pide postre y una copa tras lo que el ahorrador considera una comida cara y de hartar, el ahorrador permanece callado con el ceño fruncido en actitud preocupada.

 Cuando el ahorrador quiere quedarse en casa a ver la televisión en lugar de salir y pagar por ir al cine, el gastador siente que le están privando de algo.

Los gastadores compran ahora y pagan luego.

Los ahorradores reservan las cosas para los días de lluvia.

 Los gastadores tienen la tendencia a vivir por encima de sus posibilidades; los ahorradores, por debajo.

Los gastadores suelen ser generosos, consigo mismos y con los de más, incluso cuando no disponen realmente de recursos que den sentido a tal generosidad.

Los ahorradores suelen ser frugales para sí y con los demás.

 Pero generalmente tienen algo en el banco de lo que echar mano, por si acaso.

Muchas veces cuando el gastador se queda sin dinero recurre a la ahorradora, que seguro que tiene algo en reserva.

 Esto, naturalmente, refuerza la creencia de la ahorradora de que ahorrar es importante, ya que si no tuviera ella sus ahorros, ¿qué sería del gastador?

 

Entre mis propios antecesores, los hombres siempre han sido los gastadores y las mujeres las ahorradoras.

 Mis dos abuelas trabajaban mucho y ahorraban poco a poco para poder costear el estilo de vida y las costumbres extravagantes de sus respectivos maridos.

Mi abuela materna, Lil Brooks, una mujer talentosa y competente que nació en 1875, se casó con mi abuelo, Wilson Brooks, constructor de casas y violinista, a la temprana edad de 17 años.

 Se sintió atraída por su generosidad y su aptitud para el teatro.

 A él le atrajo su integridad y su fuerte carácter.

 Después de cierto tiempo Wilson fue perdiendo interés por la construcción, que era lo que le daba dinero para vivir, y fue aumentando su interés por el violín, expresión de su creatividad que, además, le brindaba muchas oportunidades de tratar con gente y gastar dinero en comida y bebida.

 Esto supuso que Lil tuviera que proveer para ellos dos y para sus seis hijos pequeños.

Y así se repartieron los papeles.

 Ella se convirtió en el ama de la bolsa y él siguió tocando el violín y gastando dinero.

 A medida que ella se hacía más cautelosa con el dinero, él se volvía más escandaloso en sus gastos, en el pago de bebidas y en la compra de regalos.

Cada cual llegó a ver en el otro un oponente, cuyos valores y modo de vivir estaban en contra de los propios.

 Era una lucha de poder.

 Por las historias que me han contado, deduzco que no fue fácil, pero ellos jamás pusieron en cuestión las circunstancias de su vida, simplemente siguieron viviendo la lucha estoicamente hasta la muerte.

Aunque los tiempos han cambiado, la dinámica de la relación ahorrador-gastador sigue siendo como lo ha sido siempre, excepto en un punto decisivo: existe hoy en día más apoyo social para la comunicación franca de cuestiones delicadas.

 En la actualidad, estamos expuestos —por medio de la televisión, revistas, manuales y seminarios educacionales— al conocimiento de una variedad de modelos de expresión abiertos.

 Estamos más predispuestos a distanciarnos de nuestras reacciones afectivas, a ver las cosas de esa manera, como reacciones afectivas, y a hablar de nuestros sentimientos de una forma que puede ayudarnos a salir de nuestro mecánico e incondicional enfoque de la vida.

Si la ahorradora es capaz de transmitir su punto de vista al gastador sin hacer acusaciones, ni ponerse a la defensiva o mostrarse convencida de lo virtuoso de su postura, el gastador, y de paso la ahorradora misma, se hará más tolerante de este estilo de hacer las cosas.

 Al cabo de poco tiempo, cuando no sienta la amenaza de ser acorralado, el gastador tal vez llegue a descubrir dentro de sí mismo cierta tendencia al ahorro.

 Como no puede depender de que la ahorradora le vigile constantemente para asegurarse de que no gasta más de la cuenta, quizá tenga que empezar a controlarse a sí mismo y al hacerlo se vuelva más consciente de su propia tendencia conservadora.

Si la ahorradora se relaja y acepta su propia tendencia al gasto, será todavía más fácil que el gastador llegue a asumir sus cualidades de ahorrador.

AHORRADOR / GASTADOR (2)

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos