Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso


CÓMO HACER QUE LA GENTE HAGA COSAS
COMO HACER

MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de 
Robert Conklin

ES IMPORTANTE SONREIR
Hemos realizado algunas investigaciones «videotape», filmando a las personas cuando conversan normalmente — señaló el profesor James Manell, psicólogo de la Universidad de Michigan, la mayoría de la gente se asombra de lo poco que sonríe.

Y añadía que el hecho de sonreír puede contribuir a que una persona se desenvuelva mejor en el trabajo, sea un progenitor más eficaz y disfrute de la vida.

En su informe se decía que aquellos que fruncen el ceño son denunciados por el doble de veces que los que sonríen.

Un estudio reveló que el ochenta por ciento de los progenitores de delincuentes estaba integrado por personas que no sonreían habitualmente.

Una serie de investigaciones realizadas en Costa Oeste demostró que los hombres sólo dirigían la sonrisa a un doce por ciento de los demás hombres.

¡Pero, en cambio, sonreían a un setenta por ciento de las mujeres! Las ventas en los grandes almacenes se han incrementado en un veinte por ciento gracias a las campañas en favor de la sonrisa entre los dependientes.

¡Sonría! ¡Sonría! ¡Sonría! Es una deliciosa manera de cambiar.

 

Trate de mostrarse de acuerdo con las personas en lugar de discrepar de ellas. Procure hacer bien a las personas, en lugar de dañarlas.

Tan sólo durante treinta días. Su mundo no se vendrá abajo en tan breve período de tiempo. Y es posible que averigüe acerca de usted algunas cosas que merezca la pena conocer.

Toda esta cuestión del cambio de uno mismo empieza en un lugar muy tierno, oculto en el interior de cada persona, al que es necesario que usted llegara si de veras pretende cambiar en sus relaciones dos demás.

Por su actitud, lo que usted piensa acerca de las personas de su vida. Antes de cambiar su cabeza y razón, hay que sembrar una sustancia que sea «perdón

-¿Qué quiere decir? — me preguntará usted —. ¿A quién tengo que perdonar?

Le comprendo, amigo mío. Yo solía pensar lo mismo.
Ahora, en cambio, le contestaría: «A cualquier persona que le haya molestado».

Hace mucho tiempo, cuando yo era director de ventas de una pequeña empresa, averigüé que un individuo del despacho mantenía relaciones clandestinas con mi secretaria. Ambos estaban casados.

En cierto modo, me sentí traicionado. Lo que hacían no estaba bien. En cierta nebulosa manera, tenía la impresión de que yo participaba de su mala acción.

Tenía que redimirme, restablecer la moralidad, tal vez incluso vengarme un poco.

Abordé al individuo en presencia de su jefe. Le tenía atrapado. Yo lo sabía. Él lo sabía. Empezó a balbucear y a tartamudear, se puso colorado, se agitó y yo me limité simplemente a seguir pinchándole.

Las dos personas en cuestión tuvieron que marcharse. Yo pensé que había manejado la situación en beneficio de los intereses de la empresa.

Me sentía satisfecho y pagado de mi rectitud. No hubiera tenido que experimentar semejantes sentimientos. Fue un indecoroso y brutal comportamiento.

Pero de eso hace muchos años. Entonces yo no sabía muy bien lo que era el perdón. Pensaba que el perdón era una virtud por la cual uno recibía un poco de gloria sin tener que dar demasiado a cambio.

Podía perdonar a una persona, por ejemplo, si aquella persona no estaba de acuerdo conmigo, lo reconocía y me pedía perdón.

O si alguien me insultaba en el transcurso de alguna acalorada discusión y después se disculpaba y me pedía perdón, momento en el cual yo ponía de manifiesto mi noble naturaleza y concedía el perdón como un rey que perdonara a un súbdito.

Pero ahora, al cabo de los años, creo que el perdón es una cualidad de considerable importancia. Se trata de un proceso por medio del cual se arrancan los cardos de la mente, cosa que no siempre se hace sin esfuerzo.

Porque, en algunos casos, las raíces están muy hondas.

Una de las novelas cortas más famosas que jamás se hayan escrito se refiere a esta cuestión. Me refiero a la obra maestra de Guy de Maupassant, titulada ¨Un trozo de cuerda¨ y que habla de un campesino normando llamado maitre Hauchecorne, un ser incapaz de perdonar.

Aquel hombre de treinta años estaba paseando un día por un bullicioso mercado cuando vio un trozo de cuerda en el suelo.

Se agachó, recogió la cuerda y se la guardó en el bolsillo. Le sorprendieron mientras lo hacía y fue acusado más tarde de haber encontrado un billetero que alguien había perdido en aquel mismo lugar.

Él protestó enérgicamente, pero fue conducido a pesar de todo a la comisaría de policía. Mostró el trozo de cuerda, pero nadie le creyó.

Al día siguiente, el billetero perdido fue encontrado. Y todo el mundo olvidó el episodio. Todo el mundo menos Maitre Hauchecorne. Éste siguió pensando en la injusticia de la falsa acusación.

Se quejaba con todas las personas con las que se cruzaba de la forma en que había sido insultado.

El trozo de cuerda se convirtió en la obsesión de su mente. Descuidó la granja. El veneno de la compasión de sí mismo le fue destruyendo lentamente.

Incapaz de perdonar, el viejo campesino murió de pena, lamentándose hasta el final del incidente del trozo de cuerda.

Las investigaciones indican que la historia muy bien hubiera podido basarse en hechos reales.

Según un informe, la creciente devastación del resentimiento y el odio reprimidos puede matar realmente a una persona.

El hecho de no poder «perdonar y olvidar» hace que la sangre se coagule con mayor rapidez, que aumenten las células sanguíneas y que los músculos del estómago se compriman e inhiban el proceso digestivo.

Además, el abrumador efecto de esta intensa emoción puede provocar un ataque cardíaco.

¿Para qué necesitamos este peso? Es mejor aprender a perdonar que llevar encima una carga tan pesada.

LA "CONCESIÓN" DEL PERDÓN

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos