Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

APRENDER A MANEJAR 
LOS CELOS
MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de Ayala Malach Pines

gbddss

Terapia de Implosión Fisiológicamente Monitoreada

Wanderer desarrolló una técnica que llama Terapia de Implosión Fisiológicamente Monitoreada (PMIT, abreviado en inglés).” Es una forma mejorada de una técnica conductista muy conocida llamada “terapia de implosión” (o “inundación”), que ha sido utilizada con éxito en el tratamiento de las fobias y del síndrome de estrés post-traumático. En la terapia de implosión se les pide a los pacientes que piensen en el peor de sus miedos o en la experiencia más traumática una y otra vez hasta que logren reducir el miedo. En la PMIT, el terapeuta monitorea la presión sanguínea del paciente con un instrumento electrónico que registra los cambios más sutiles. El paciente habla de situaciones difíciles, y el terapeuta registra en un grabador la escena que el paciente describió un momento antes de haberse producido un pico en la presión sanguínea. Esta escena es considerada la fuente del problema. La exposición repetida del paciente a la grabación reduce el poder que la escena ejerce sobre el paciente, y la presión sanguínea vuelve gradualmente a su nivel normal. Veamos un ejemplo de cómo funciona.

 

Un hombre de alrededor de treinta y cinco años que está empleado en una emisora de radio tenía una novia que trabajaba en el mismo despacho que él. Un día ella terminó la relación para comenzar un romance con uno de sus compañeros de trabajo. Las tareas que el hombre realizaba le exigían que tuviera frecuente contacto con ambos. Sus intensos celos hicieron que evitara este contacto, lo que le acarreó problemas en el trabajo.

Durante el tratamiento con el método PMIT se le preguntó a este hombre qué era lo que le resultaba más molesto cuando veía a su novia con su nuevo amado. “El hecho de que hagan el amor”, respondió. ¿Qué era lo que más lo perturbaba de la vida sexual de ellos? Wanderer tenía bajo observación la presión sanguínea a medida que el hombre contaba sus fantasías acerca de la vida sexual de la pareja.

El análisis de los datos de la presión sanguínea indicó que el aumento más significativo ocurrió cuando el hombre describía los gemidos que su ex amada solía proferir cuando llegaba al orgasmo. En la época en que tenía relaciones sexuales con ella, el hombre pensaba que él era el único capaz de hacerla gemir de esa manera. Ahora estaba atormentado por la idea de que ella profería estos sonidos con su nuevo amado.

El terapeuta grabó una sesión en la que le pidió al hombre que imaginara la nueva relación sexual de su amada, dramatizando sus orgasmos con expresiones tales como “está gimiendo de placer con él... Él acaricia todas las partes de su cuerpo que la hacen excitarse, se están riendo”. Se le indicó al hombre que escuchara la grabación durante una hora al día. Después de menos de una semana de escuchar la grabación, la escena ya no lo hacía sufrir, más bien lo aburría. Y pudo reanudar los contactos de trabajo con su ex amada y su nuevo compañero sin sentir ningún malestar.

Otro caso que Wanderer trató fue el de un agente de bolsa que acudió a la terapia porque sentía la necesidad de dejar de ser celoso. Decía que sus celos le habían hecho perder varias novias. La última, que le gustaba realmente mucho, era especialmente buena y comprensiva. La pérdida le provocaba un enorme sufrimiento y creía que se había producido por su culpa: “Un día la vi salir de un cine con un abogado amigo de ella y monté una escena terrible. Se enfadó mucho, y me dijo que no podía tener una relación con alguien que se conducía de ese modo”.

Su PMIT reveló que para él la peor escena era imaginar que su novia lo dejaba por aquel abogado amigo. Se le enseñó a relajarse y se le indicó que simultáneamente viera en su imaginación esta terrible escena una y otra vez. Después de varias sesiones de terapia volvió a ver a su novia con el mismo abogado. Esta vez actuó con calma. Se acercó a ellos y los saludó con un cortés: “Hola, ¿cómo están?”. Su novia quedó tan impresionada por el cambio que observó en su conducta que lo llamó y comenzaron a salir otra vez.

En ambos ejemplos, comenta Wanderer, la exposición repetida a la escena dolorosa cortaba su conexión con la respuesta celosa y la sustituía por una nueva conexión entre la escena y una sensación de aburrimiento.

El ejercicio de “honestidad escrupulosa” que mencioné en el anteriormente es otra versión de la terapia de implosión) En esta técnica se le pide al miembro no celoso de la pareja que “inunde” al compañero celoso narrando en detalle todo lo que le ocurrió durante el día. El relato inunda con información al compañero celoso y lo ayuda a disipar la angustia y la inseguridad.

Otra versión de la terapia de implosión usada específicamente para el tratamiento de los celos es la técnica de “la vaca holandesa” que me fue explicada por la terapeuta Tsafy Gilad. Gilad empleó esta técnica para tratar el problema de celos de una pareja de mediana edad.

Los celos se convirtieron en un problema después de que la esposa descubrió que su marido había tenido un amorío que duró un año. Aunque ya hacía tiempo que había terminado, la esposa no podía dejar de pensar en él. Durante la terapia la pareja comprendió que el descubrimiento del amorío le había resultado a la esposa devastador para la sensación de seguridad que le ofrecía el matrimonio. La seguridad era lo que había buscado cuando se casó, y era lo más importante que el matrimonio le había aportado. Para recuperar la sensación de seguridad perdida, ella quería saber dónde se encontraba su esposo mientras no estaba con ella, porque pensaba que de esa manera no se preocuparía por la posibilidad de que estuviera con la otra mujer.

Se le pidió al esposo, que estaba dispuesto a hacer lo que fuese para salvar el matrimonio, que llamara a su esposa por teléfono a intervalos no mayores de una hora a donde estuviese: en la casa, en el trabajo, con amigas o de compras. El arreglo implicaba que la esposa tenía que decirle a su marido dónde estaría para que él pudiera localizarla. La técnica se llama informalmente “la vaca holandesa”, porque las llamadas telefónicas cumplen la misma función que las campanas que llevan las vacas holandesas colgando del pescuezo: le permiten al dueño saber dónde están en todo momento y en consecuencia no se necesita cerca.

Después de varias semanas de esta ordalía la esposa ya no aguantaba más. Comenzó a sentir pavor ante las llamadas telefónicas que se habían convertido en una intrusión en su vida. Pero a su esposo no le molestaban. Mucho tiempo después de que ella dijera que ya no las soportaba, él seguía dispuesto a cumplir lo pactado. Aunque no está claro si la técnica ayudó o no a la esposa a recuperar la confianza en su marido, sin duda ayudó a cortar la conexión entre la ausencia temporal del marido y los celos de la esposa, y los sustituyó por una conexión entre sus llama das telefónicas y el fastidio.

La técnica de
Bernie Zilbergeld

Volver al Index de este curso

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos