Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

APRENDER A MANEJAR 
LOS CELOS
MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de Ayala Malach Pines

fr456

Sam y Amalia

Amalia contó:

"Los celos de Sam suelen estallar cuando estamos haciendo el amor. Aparecen a menudo. Súbitamente, siento que él se retrae. La primera vez que ocurrió no supe qué pensar. Estábamos en París, pasándola de maravilla. De pronto, cuando estábamos haciendo el amor, se detuvo y me apartó con violencia... Ahora ya sé lo que eso significa. Le disgusto físicamente. No puede tocarme. Mi cuerpo le resulta repulsivo. Cuando habla de mi cuerpo dice que me imagina teniendo sexo con otros hombres con los que estuve involucrada en el pasado. Me imagina haciendo con esos hombres las mismas cosas que nosotros cuando estamos haciendo el amor. Dice que puede verme jugando con el pene de otro hombre, o imaginar al hombre besando mis pezones, ese tipo de cosas. Piensa que el sexo que yo tenía con otros hombres era indecente, y eso le hace yerme indecente, barata, despreciable, indigna de alguien puro y sano como él.

 

"Cuando tuvo su último ataque de celos bramó: 'Todas las mujeres son putas, excepto Mary'. Mary es su ex esposa. A mí me dice que no la amaba. Casi nunca tenían sexo. Mary dependía de él para todo: nunca le puso gasolina al coche (que sólo ella conducía) porque no sabía qué hacer cuando entraba a una gasolinera. Cuando iba de compras, él la seguía en su motocicleta, pagaba y acarreaba las bolsas. ¿Por qué se quedó con ella diez años? Porque estaba seguro de que le era fiel. Mary no podía arreglárselas si no tenía un hombre cerca. No podía arreglárselas sin él."

El matrimonio de los padres de Sam había sido muy poco común. Su madre -una mujer excepcionalmente hermosa- tuvo un amorío con otro hombre durante muchos años. Su padre, a quien Sam describe como pasivo, débil, impotente y celoso, también tuvo sus amoríos durante el matrimonio.

Cuando Sam tenía quince años, él y su hermano fueron a comprarle a su madre un regalo para el día de la madre. Sam vio a su madre en la parada del autobús, esperando. Ella no se dio cuenta. Él se quedó observando y vio cómo un coche enorme que se acercaba se detenía junto a ella. La puerta del coche se abrió. Su madre subió. Sam pudo ver cómo su madre besaba al hombre del coche. Después, volvió a ver muchas veces aquel coche enorme aparcado cerca de la casa cuando su padre no estaba. Sabía muy bien que no debía entrar.

Por las mañanas, después de que su padre se iba, el hombre solía llamar por teléfono. Su madre se llevaba el teléfono al baño y mantenía largas conversaciones eróticas con su amante mientras Sam escuchaba a través de la puerta.

El padre de Sam debe haber descubierto el amorío, porque un día apareció con un revólver mientras su esposa tomaba el café con sus amigas. Comenzó a vociferar:

"¡Te voy a matar, eres una puta!" Sam estaba en la casa en ese momento y tuvo que rescatar a su madre de la furia de su padre.

Después de la escena de celos, su padre sufrió un colapso y tuvo que ser hospitalizado por lo que parecía ser un ataque cardíaco. Sam -el sempiterno salvador de la familia- fue quien lo llevó al hospital.

Cuando tenía dieciséis años, Sam se enamoró de una muchacha hermosa a quien él describe como "del tipo barato". Nunca fue a la cama con ella, a pesar de lo cual sufrió celos tremendos. Su primera experiencia sexual fue con una vecina, una mujer casada mucho mayor que él. No amaba a esta mujer y no sintió celos por ella. Tampoco amaba a Mary, a quien conoció a los diecisiete años. Pero Mary parecía amarlo y necesitarlo mucho, y no era del tipo de las que le provocaban celos, de modo que se casó con ella.

Vale la pena señalar que la hermana de Sam, que es diez años mayor que él, está infelizmente casada con un hombre grosero que tiene frecuentes ataques de celos en el curso de los cuales la golpea. Ella tiene muchos amoríos, pero sigue con él, con lo que replica la infidelidad de su madre y revive los berrinches de celos de su padre.

Cuando Sam conoció a Amalia, había estado separado de su esposa pero todavía no se había divorciado de ella. Aunque seguro de que era desdichado en su matrimonio, amaba a sus dos hijos y se resistía a abandonar completa mente la seguridad que le daba la familia. Pero Amalia es una mujer atractiva y encantadora (ocho años mayor que él), y Sam se enamoró de ella como nunca antes se había permitido enamorarse de nadie.

Cuando conoció a Sam, Amalia se dijo que era el hombre con quien quería casarse. Nunca lo había pensado con respecto a ningún otro hombre, y había salido con muchos. Antes de Sam, Amalia no había sido precisamente selectiva para elegir a los hombres.

Lo único que esos hombres parecían tener en común era que no estaban disponibles, fuese porque estaban casa dos o bien porque eran inasequibles desde el punto de vista afectivo. Aquello no le venía nada mal a Amalia. Como había crecido junto a un padre y una madre que habían tenido una relación simbiótica sofocante, valoraba su libertad e in dependencia. Las cosas comenzaron a cambiar después de su cumpleaños número treinta y cinco. Amalia decidió que quería tener una familia. Estaba preparada para ello y Sam era el hombre que había estado esperando.

Su romance fue apasionado. Sam iba a la casa de Amalia todos los días después del trabajo y se pasaban horas haciendo el amor con desenfreno, dulzura y pasión. El sexo nunca había sido tan excitante para Sam ni tan dulce para Amalia.

El viaje a París fue el punto culminante de su romance. Sam siempre había querido conocer París, de modo que para él era un sueño realizado. Para Amalia lo más importante era la oportunidad de estar juntos las veinticuatro horas del día, y París era simplemente un adicional maravilloso. El pasar todo el tiempo juntos la hizo darse cuenta de que aquello era lo que ella buscaba. Le dijo a Sam que quería casarse y tener un hijo. Este fue el telón de fondo del primer ataque de celos de Sam. Amalia rememora así el episodio:

"Me dice que sólo nos casaremos cuando con fíe plenamente en mí. Le preocupan ciertos la dos oscuros míos responsables de mi pasado y que podrían volver a surgir en el futuro. Puesto que fui infiel en el pasado yéndome a la cama con ex amantes mientras salía con otros hombres, ¿qué garantía tiene él de que no voy a volver a ser infiel? Después de cada ataque de celos se siente culpable y mortificado y se deshace en disculpas. Me dice que espera que yo tenga la fuerza y la paciencia para hacer frente a sus ce los. Me pide que lo ayude a superarlos. Sabe que es su problema y que yo no tengo nada que ver, pero que cuando sus celos estallan, no puede controlarlos.

"Trato de tranquilizarlo de todas las maneras imaginables. Le aseguro que nunca disfruté del sexo con nadie tan maravillosamente como con él. Le digo que mi vasta experiencia con otros hombres debería de hacerlo sentirse seguro, por que lo he elegido a él y lo amo como nunca antes había amado a nadie. Puesto que tuve todas esas experiencias sexuales ocasionales sé cómo son y no tengo el más mínimo deseo de volver a pasar por ellas. En realidad, le digo, soy yo la que debería estar preocupada, porque él ha tenido tan pocas relaciones sexuales que podría ser que todavía tuviera curiosidad y en algún momento quisiera experimentar. Para mí, todo eso es asunto terminado.

"Pero nada de lo que le digo parece importar le. Sabe que lo amo pero no puede comprender mi pasado. ¿Cómo pude haber hecho lo que he hecho? Son cosas que no parecen coincidir con la persona que él cree conocer. El hecho de que haya pasado por esas experiencias lo lleva a des confiar de mí. La amenaza que esto representa para él es tan inmensa que nada de lo que digo la conjura."

Amalia quiere saber de dónde vienen los celos de Sam, y, lo que es más importante, qué se puede hacer para curarlos. Dejemos por un momento la historia de Sam y Amalia, y analicemos estas preguntas desde la perspectiva psicodinámica.

Las raíces de los celos delirantes

Volver al Index de este curso

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos