Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

APRENDER A MANEJAR 
LOS CELOS
MANUAL PRÁCTICO

Basado en las Investigaciones de Ayala Malach Pines

fghjk

¿Qué  hacer frente a un problema?

Richard Lazarus, líder en el campo del estrés y las formas de hacerle frente, define a éstas como “los esfuerzos tendientes a dominar condiciones dañinas, amenazantes o que entrañan un desafío cuando no se dispone de una respuesta automática para lograrlo”. Hacer frente a un problema no implica que se logre vencer los elementos dañinos, la amenaza o el desafío, sino que se hacen esfuerzos tendientes a dominarlos. Cuando usted toma una pastilla para dormir para escapar temporalmente del dolor insoportable que le causa la infidelidad de su compañero, está haciendo un esfuerzo por hacer frente al problema (aun en el caso de que no logre superarlo).

Las diferentes estrategias tienen una eficacia variada. Algunas —como hablar del problema con su compañero en un clima abierto y honesto, o aprender cosas acerca de usted mismo para comprender su respuesta celosa—, casi siempre son provechosas. Otras, tales como los actos de violencia, tienen casi siempre efectos desastrosos. Otras más, se que dan a mitad de camino y sirven nada más que para postergar lo inevitable. Tomar pastillas para dormir, acudir al alcohol y consumir drogas ilegales son algunos de los ejemplos más negativos de esta última categoría.

 

Si una estrategia concreta para hacer frente al problema es provechosa o desastrosa es algo que se puede determinar atendiendo a sus consecuencias. Como producto de las acciones que usted emprendió para responder a los celos, ¿se ha incrementado su conciencia de sí? ¿Tiene ahora una mayor comprensión de la perspectiva de su compañero? La relación, considerada como un todo, ¿les parece más amorosa, armoniosa y satisfactoria a los dos? Si la respuesta es no, la técnica que utilizó para hacer frente al problema no ha sido provechosa.

En el resto de esta sección presentaré diferentes estrategias para hacer frente a los celos. Tal vez usted ya conozca algunas de ellas y las haya usado. Otras probablemente le resultarán novedosas, y acaso le parezcan adecuadas. Ahora bien, aunque piense que una determinada técnica o ejercicio no son apropiados para usted, no los rechace de antemano. Cuantas más estrategias tenga en su arsenal, en mejores condiciones estará para hacer frente al problema.
 

Una estrategia eficaz siempre implica cuatro partes o etapas:

1. Tomar conciencia del problema.

2. Asumir la responsabilidad de hacer algo al respecto.

3. Alcanzar una cierta claridad en cuanto a lo que es preciso hacer y qué se puede hacer.

4. Desarrollar nuevas herramientas, y mejorar el alcance y la calidad de las viejas herramientas.

Es imposible hacer frente adecuadamente a un problema si no se tiene conciencia de que el problema existe. Hay personas que juegan al escondite con el problema y tratan de no pensar en él. Cuando hay un amorío ilícito, el compañero traicionado casi siempre está enterado, al menos en alguna medida, pero a veces decide “no saber”.

Otras personas que son conscientes de su “problema de celos” tienden a pensar que los celos han aparecido por su culpa (“simplemente soy una persona celosa”). Esta reacción no evidencia una verdadera conciencia del problema, porque no consigue situar a los celos en el contexto de la relación y de la situación específica que los desencadenó.

El proceso de tomar conciencia tiene dos partes: una consiste simplemente en darse cuenta de que existe un problema; la otra es la capacidad de reconocer que el problema es una función de una determinada dinámica que se verifica en la relación o en la situación específica, antes que un fallo de la “persona celosa”. Una vez que reconocemos esto, el núcleo de los esfuerzos por enfrentar el problema se traslada de ¿“Qué es lo que anda mal en mí como persona que me lleva ponerme tan celoso?” a “¿Qué puedo hacer para modificar la situación para que mis ce los no aparezcan tan fácilmente?”.

Para llevar a cabo esta modificación debemos estar dispuestos a asumir la responsabilidad de modificar la relación o la situación. Esto suele ser bastante difícil. De todos modos, el solo hecho de asumir la responsabilidad de llevar a cabo una modificación en una situación difícil ya es de por sí terapéutico, porque reduce los efectos debilitadores del sentimiento de desamparo.

Cuando tomamos conciencia de que en la relación existe un problema, y asumimos la responsabilidad de tratar de modificarla (en lugar de esperar que sea nuestro compañero quien la modifique), el tercer paso inevitable es alcanzar cierta claridad en cuanto a qué es preciso hacer y qué es lo que se puede hacer.

En medio de una crisis de celos, la mayoría de las personas no discriminan fácilmente entre lo que pueden modificar de la relación o la situación y lo que no.

Hay quienes suponen que todo se puede modificar: en ellos, en sus compañeros y en las relaciones. Cuando descubren de la peor manera que esto no siempre es así, se sienten desesperanzados e impotentes y comienzan a pensar que no es posible modificar nada. También hay gente que piensa desde el primer momento que nada es modificable. Estos in dividuos nunca intentan modificar nada. “Así es la vida”, dicen. Esta frase hecha puede reducir en alguna medida su estrés, pero también les impide buscar activamente los cambios positivos.

Lo cierto es que en una relación hay cosas que no se puede modificar, o que sería sumamente difícil hacerlo, por ejemplo las personalidades básicas de ambos miembros de la pareja. Pero muchos factores de una relación o una situación provocadora de celos que operan como desencadenantes —determinadas conductas por ejemplo— pueden ser modificadas con más o menos esfuerzo. La ventaja más importan te de alcanzar alguna claridad es que nos capacita para distinguir entre aquellos aspectos de la relación o la situación que pueden ser modificados y aquellos que no. Esto nos permite canalizar nuestros esfuerzos hacia aquellos puntos en los que existe una mayor probabilidad de realizar progresos signficativos.

Los celos han sido caracterizados como “una erupción de afecto que sólo puede ser trascendida mediante la toma de conciencia”. A medida que nos internamos con plena con ciencia en el núcleo de nuestros celos, podemos descubrir cosas tan desagradables como expectativas infundadas, proyecciones, temores e inseguridades. Tomar conciencia de que ellas existen en nosotros es el primer paso que debemos dar para vencerlas.

En una crisis de celos, lo primero que es preciso de- terminar es qué es lo que se anida en el corazón de los celos que lo atormentan. ¿Miedo a la pérdida? ¿Sentimientos de humillación? ¿Sentimiento de exclusión? ¿Alguna otra cosa? ¿Cuál es el pensamiento más doloroso asociado con los celos que se le presenta? ¿Le duele enterarse de que su esposa ha tenido una experiencia maravillosa con otra persona y usted ha quedado excluido? ¿Se siente humillada porque su esposo ha flirteado toda la noche con una mujer despampanante y todos los que estaban en la fiesta lo vieron? ¿O experimenta una terrible y dolorosa sensación de pérdida porque sabe que ha perdido a su compañero y, con él, la relación? Sin duda, el sentirse excluido es doloroso, pero no tanto como la pérdida de una relación amorosa. Las personas que no se toman el trabajo de aclarar qué es lo que más las hiere pueden responder a un incidente trivial como si hubieran perdido la relación.

Una vez que ha identificado el núcleo de sus celos, es necesario que discierna por qué está respondiendo del modo en que lo está haciendo. ¿Es a consecuencia de su sensibilidad o de una amenaza real a la relación? Aunque usted tenga una cierta propensión a los celos, es importante que evite juzgarse como una “persona celosa” en lugar de considerarse más bien una persona con predisposición a los celos. La predisposición puede ser producto de su historia familiar, de su entorno cultural, o de lo que le haya ocurrido en sus relaciones íntimas anteriores.

Después de que ha esclarecido para usted mismo qué es exactamente lo que está experimentando y por qué, puede pasar a examinar las diferentes opciones que se le presentan para hacer frente al problema.

¿Cómo se hace frente a los celos?

Volver al Index de este curso

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos