Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

AUTORRETRATO DE LA PERSONALIDAD
MANUAL DE LOS TEMPERAMENTOS:


Descubre tus
Fortalezas, tu Potencial
y tus Puntos Débiles... y
Descubre Cómo son en Realidad
Las Personas que Crees Conocer

autorretrato

EL TRASTORNO DEL VIGILANTE:

EL TRASTORNO PARANOIDE

Los paranoides esperan lo peor de los demás.

Son aprensivos, suspicaces, inflexibles, porfiadores y están plenamente convencidos de tener siempre la razón.

Viven en guardia contra un mundo hostil, donde siempre ocurren, o están a punto de ocurrirles, cosas malas.

(Nótese que este trastorno de la personalidad difiere del trastorno delirante y de la esquizofrenia paranoide).

CRITERIOS PARA EL DIAGNÓSTICO

El DSM-III-R describe el trastorno paranoide de la personalidad como:

  • Una tendencia general e injustificada, que comienza a manifestarse a principios de la edad adulta y en una variedad de contextos, a interpretar los actos de las personas como deliberadamente denigrantes o amenazadores, tal como lo indicaría la presencia de por lo menos CUATRO de los siguientes síntomas:

    • El individuo supone, sin suficientes razones, que los demás le traicionarán o le harán daño.

    • Duda, sin justificación, de la lealtad u honorabilidad de amigos y colegas.

    • Interpreta comentarios o hechos benignos como si llevaran un significado oculto y amenazante; por ejemplo, supone que el vecino saca temprano la basura sólo para molestarlo.

    • Guarda rencores. No olvida nunca un insulto o menosprecio.

    • Es reacio a hacer confidencias a otras personas por miedo a que dicha información sea usada luego en su contra.

    • Tiene tendencia a sentirse ofendido o humillado, y reacciona en seguida con enojo, o bien contraataca.

    • Pone en tela de juicio, sin motivo, la fidelidad de su cónyuge o compañero sexual.
  • Todo ello no es debido a ningún trastorno mental del tipo de la esquizofrenia o del trastorno delirante.

ENEMIGOS

A los hombres y mujeres que padecen este trastorno les consume la desconfianza.

Creen que otras personas tienen la intención de hacerles daño, o por lo menos de defraudarlos.

Pueden tener una conducta hostil, porfiada, hipersensible ante el menor desaire, defensiva, beligerante, fría, envidiosa, rígida, discutidora, rasgos todos que le sirven para no tener que acercarse demasiado a los demás.

No bajan nunca la guardia para no tener que confiar en alguien, por miedo a que la otra persona se aproveche de su debilidad.

Por fuerza, sus relaciones son borrascosas, tanto en el trabajo como en la vida privada.

Aunque su inteligencia, a menudo superior, su viveza y ambición pueden traerles éxito en el terreno laboral, también es cierto que tienen problemas con los jefes y los compañeros de trabajo.

La envidia que sienten por las figuras de autoridad se pone de manifiesto en su beligerancia, y a veces en sus intentos por congraciarse y caer bien.

En cualquiera de los dos casos, se sienten incómodos con las personas de mayor rango o jerarquía. Sólo pueden mantener una relación con personas a las que no consideran una amenaza.

ES CULPA TUYA

La mayoría de quienes padecen este trastorno no dejan entrever a nadie sus sentimientos íntimos.

Y cuidan mucho cómo se muestran ante los demás.

En consecuencia, cuantos conviven con ellos quizá no sospechen la magnitud de sus recelos y desconfianzas.

Viven rastreando el mundo que los rodea en busca de confirmación de todas las dudas que les producen las personas.

Y siempre encuentran lo que buscan, a menudo porque ellos mismos lo provocan.

El paranoide nunca se equivoca. Las cosas son siempre culpa del otro o de la mala suerte.

El individuo que padece este trastorno suele magnificar la más mínima descortesía que se tenga con él y luego demandar al responsable.

Muchos paranoides amenazan con iniciar juicios y a menudo lo cumplen.

PROYECTAR LO INACEPTABLE

El hecho de que consideren que nunca se equivocan, que nunca abrigan malas intenciones ni son débiles, demuestra lo que es su vida interior.

Inconscientemente (porque no pueden reconocerlo) se sienten tan mal, indefensos, culpables, débiles y acosados por tentaciones e impulsos indignos, que se ven en la necesidad de proyectar sobre otras personas todo lo negativo que sienten sobre sí mismos con el fin de proteger su frágil autoestima.

Detectan hasta los más mínimos puntos débiles de los otros y luego los desprecian por eso, porque ellos mismos se sienten débiles.

Aunque culpan a los demás por hacer imposible que se les tenga confianza, repelen a todo el mundo, quizá porque interiormente anhelan ser dependientes y tienen miedo de que eso sea su ruina.

Deben mantener su autonomía para poder sobrevivir.

No se atreven a dudar de sí mismos.

En cambio, dudan de los demás, o creen que los demás dudan de ellos.

Al igual que los narcisistas, estas personas son extremadamente egocéntricas.

La superioridad que sienten, su severa moralidad y su eterno deseo de castigar, unidos a la certeza de que quienes se muestran en desacuerdo con ellos están equivocados y la firmeza de sus determinaciones, los vuelven personajes atractivos para ciertos grupos de personas débiles.

Algunos paranoides terminan como jefes de cultos religiosos, agitadores y propagadores del odio, pues proyectan sobre otros el odio que sienten interiormente por sí mismos.

LOS RIESGOS, LAS PREDISPOSICIONES
Y LA INCIDENCIA

Pese a que pueden exhibir breves síntomas psicóticos (por ejemplo, convencerse de que la gente murmura sobre ellos), quienes sufren el trastorno paranoide no padecen las alucinaciones características del trastorno delirante y la esquizofrenia paranoide del Eje 1.

Algunos investigadores sostienen que existe una predisposición genética hacia un amplio espectro de trastornos conexos, que van desde los más extremos, como por ejemplo la esquizofrenia crónica, hasta los más benignos, como el trastorno esquizotípico y el paranoide.

Esto no significa que una persona con ese tipo de personalidad por fuerza tenga que contraer la psicosis, aunque a algunos les ocurre.

‘Ciertos rasgos fundamentales del trastorno paranoide de la personalidad, tales como la suspicacia y la hipersensibilidad, pueden predisponer a esos otros trastornos conexos...’, consigna el DSM-III-R.

Los rasgos paranoides pueden acarrear graves consecuencias para la salud. PSYCHOSOMATIC MEDICINE publicó un estudio practicado a quinientos adultos, en el cual se demostró que los extremadamente suspicaces tienen un riesgo de muerte mayor, o peor salud, que quienes no desconfían tanto de sus semejantes.

Ciertos estudios indicarían que el trastorno paranoide es un mal de familia.

A menudo, las familias de los paranoides son sumamente rígidas, carentes de espontaneidad y poco comunicativas.

Se diagnostica más a menudo en los hombres.

CÓMO TRATAR AL PARANOIDE

Al paranoide hay que amarlo por entero.

Cualquier crítica o desagrado que se le manifieste le ofenderá enormemente, y usted ingresará en la larga lista de personas que le han causado perjuicios.

Para conservar la armonía, dé un paso atrás.

No trate de convencerlo de que no debe sentir tal o cual sospecha, porque de lo contrario usted pasará a ser uno de los conspiradores.

Evite enfrentarse a él y trate de no darle motivos de discusión.

Si esa persona es importante para usted, procure que busque ayuda terapéutica.

Considere la posibilidad de recibir un tratamiento de pareja.

Consulte los consejos que se dieron anteriormente para los individuos de tipo vigilante, pues algunos pueden venirle muy bien.

El Trastorno Fronterizo

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos