Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso

AUTORRETRATO DE LA PERSONALIDAD
MANUAL DE LOS TEMPERAMENTOS:


Descubre tus
Fortalezas, tu Potencial
y tus Puntos Débiles... y
Descubre Cómo son en Realidad
Las Personas que Crees Conocer

autorretrato

EL TRASTORNO DEL SENSIBLE:

EL TRASTORNO EVASIVO

Los desdichados individuos que padecen este trastorno están siempre afuera, mirando hacia adentro.

Ansían mantener relación con otras personas, pero no soportan la sensación que experimentan al acercarse a los demás, se sienten inaceptables, incapaces de ser amados, e inexplicablemente, incapaces de cambiar.

Entonces se aíslan para poder sobrevivir.

CRITERIOS PARA EL DIAGNOSTICO
El DSM-III-R describe el trastorno de la siguiente manera:

Un patrón de retraimiento social y expectativa temerosa de ser maltratado o humillado que comienza a manifestarse a principios de la edad adulta y se presenta en una variedad de contextos, tal como lo indicaría la presencia de por lo menos CUATRO de los siguientes síntomas:

  1. El individuo se ofende fácilmente con las críticas y las manifestaciones de desaprobación.

  2. No tiene amigos íntimos ni confidentes (o sólo uno), salvo los miembros de la familia.

  3. No establece vínculos sociales a menos que esté seguro de caerle bien a la otra persona.

  4. Evita las actividades sociales u ocupacionales que requieran un importante contacto interpersonal; por ejemplo, no acepta un ascenso si eso va a implicar más exigencias en el plano social.
  5. Es muy reservado en una reunión social por miedo a decir algo inadecuado o tonto, o a no poder responder a una pregunta.

  6. Tiene miedo a pasar la vergüenza de sonrojarse, de llorar o demostrar algún otro signo de ansiedad delante de la gente.
  7. Exagera los riesgos, dificultades y peligros físicos potenciales que acarrea hacer algo común pero que esté fuera de su rutina habitual. Por ejemplo, puede llegar a cancelar los planes de una salida porque supone de antemano que va a quedar agotado por el esfuerzo de llegar hasta allí.

CONDENADO SI LO HACES,
CONDENADO SI NO LO HACES

Los hombres y mujeres de este tipo se sienten atrapados en un universo angustioso.

Tienen tanto miedo a ser rechazados, y están tan convencidos de que lo serán, que se apartan de todos para evitar ese sufrimiento.

Cuando no pueden esquivar a los demás, se quedan aislados, mirando a cualquier parte en vez de establecer contacto con alguien.

Llevan una vida social muy pobre, y no suelen tener más que un único amigo fuera del marco de la familia.

La triste ironía del caso es que, evitando las relaciones íntimas, se ahorran la ansiedad de esperar que les caiga encima el hacha del rechazo, pero también se alejan de lo que desean más profundamente: la aceptación y el cariño de las demás personas.

A diferencia de quienes padecen el trastorno esquizoide, que no quieren el menor contacto con nadie, estos son individuos solitarios que sufren.

Ellos anhelarían participar, pero no saben cómo hacerlo.

Con razón se encierran en sí mismos; el trato con otras personas es como una pesadilla recurrente.

Por un lado, están seguros de que los van a tratar mal; por el otro, su terrible timidez aleja a la gente. Y es así como lo que temen casi siempre se produce; los demás no los aceptan.

En realidad, no se sabe cómo interpretarlos.

Debido a su aparente indiferencia, muchas veces pasan por individuos fríos, no deseosos de que se les dé participación.

Así, llegan a sentirse aislados, no queridos, distintos e incompetentes a pesar de todo lo que hagan.

Emocionalmente, rara vez se sienten a gusto.

Si no están ansiosos, están deprimidos, y a menudo ambas cosas a la vez.

Pero al menos cuando están lejos de los demás no tienen que experimentar eso tan horrible que es adivinar el rechazo.

AMAME INCONDICIONALMENTE

Al igual que los paranoides, los evasivos tienen un muy sensible ‘sistema de alerta contra el peligro’.

Viven buscando manifestaciones de crítica o desaprobación.

El problema es que el más leve signo –ya sea una palabra de enojo o una mirada rara- hace sonar la alarma.

Son tan sensibles que, cualquier expresión que no sea de una aceptación total, la interpretan como rechazo.

Las expectativas que vuelcan en una relación son inmaduras e irreales.

Creen que aceptación es sinónimo de amor incondicional, que las personas que se quieren nunca se enojan una con la otra, nunca se señalan errores, nunca se hieren y siempre se aceptan sin reservas.

Al mismo tiempo suponen que, para que a uno lo acepten y lo quieran no debe tener defectos.

Cuando entran en un salón lleno de gente, están pendientes de sus propios fallos –uno de los más importantes, su incapacidad de competir y tener éxito en el plano social- y les aterra la posibilidad de que se note lo imperfectos que son.

No se dan cuenta de que la gran mayoría de la gente experimenta al menos cierta ansiedad de tipo social, lo que incluso llega a perturbar a muchos.

Por ejemplo, en un estudio se comprobó que el 40% de quienes están en los últimos años de la adolescencia y primeros de la edad adulta consideraba que una parte significativa de su personalidad la constituía la ansiedad social; uno de los autores de ese estudio llega a la conclusión de que entre el quince y el veinte por ciento de todos los adultos padecen una angustiosa ansiedad social.

Los evasivos están convencidos de que son terriblemente distintos de los demás. Y cuando deben afrontar una situación social, imaginan que todos le van a descubrir.

¿Y si la gente piensa que algo anda mal en ellos?

¿Y si se sonrojan y demuestran su aflicción?

¿Y si hacen algún comentario tonto o parecen desinformados?

¿Y si se olvida del nombre de alguien?

La inseguridad que tienen es constante, examinan ansiosos a los demás, y siempre se hacen a la idea de que nadie los acepta ni los ama incondicionalmente.

Por el hecho de tener un mundo interior tan sufrido y distorsionado, estas personas tienen también una gran dificultad para vivir un amor verdadero, por otros o por sí mismos.

Sienten desprecio por ellos mismos y enojo con los demás.

HIJOS DE LA COSTUMBRE

La fuerza motora de su vida diaria es poder escapar de la ansiedad.

Así, adoptan rutinas fijas, y día tras día hacen las mismas cosas, de la misma manera, para no tener que enfrentarse nunca con una sorpresa.

Si alguien se lo pide, o si sienten la tentación de cambiar algún esquema, en seguida piensan en los riesgos y peligros, que exageran hasta asignarles una importancia desmesurada.

Su conformidad con la rutina puede favorecerles en el trabajo, pero sólo si no se sienten obligados a confraternizar con sus compañeros o a tratar con el público, y siempre que no se aflijan hasta el extremo de no poder concentrarse en las tareas.

Por lo general son capaces de trabajar junto a otras personas, pero suelen mantenerse apartados y sus compañeros los toman por fríos, raros o terriblemente tímidos.

Sin embargo, sus hábitos de trabajo pueden llegar a constituir una verdadera bendición para la producción creativa.

Los evasivos, al igual que los de tipo sensible, son personas que a menudo hallan la liberación en su propio mundo interior, permitiendo que su imaginación creadora les haga olvidar sus ansiedades.

LOS RIESGOS, LA PREDISPOSICIÓN Y LA INCIDENCIA

El ser humano es un animal social.

Nuestro bienestar físico y emocional dependen en gran medida de los apoyos sociales y de los vínculos que establezcamos con los demás.

La falta de tales vínculos con otras personas vuelven a los evasivos propensos a contraer los numerosos problemas de salud del Eje 1.

Entre ellos, los que predominan son los trastornos del estado de ánimo y los de ansiedad, incluidas las fobias.

También pueden padecer trastornos disociativos, como ciertos tipos de amnesia y trastornos de despersonalización, uno de cuyos síntomas es el de sentirse alejado de sí mismo, como si uno estuviera fuera de su propio cuerpo, observándose actuar desde fuera.

Este trastorno, padecido por igual por hombre y mujeres, es relativamente común.

El temperamento puede predisponer a adquirirlo.

En un estudio muy importante, los psiquiatras Alexander Thomas y Stella Chess encontraron el temperamento ‘lento para tomar confianza’ en el 15% de los niños.

Esos niños no responden ni se adaptan rápidamente a los nuevos estímulos.

Si a este temperamento le sumamos las experiencias que viven con sus padres, hermanos e iguales, nos encontramos con individuos propensos a adquirir este trastorno cuando crezcan.

Aparte de posibles factores biológicos o de constitución, las enfermedades que desfiguran pueden predisponer a un individuo a este trastorno, como también puede predisponerlo el haberle padecido el trastorno en la niñez.

‘ALÉRGICO’ A LA ANSIEDAD

Todo el mundo experimenta ansiedad –esa sensación de tener mariposas en el estómago, de no poder cerrar los ojos, latidos fuertes del corazón, etc.-, pero quienes sufren el trastorno evasivo suelen ser inusitadamente sensibles a esta excitación física.

Entre las formas más naturales de responder a ello está la de ponerse tenso o alerta.

Pero los evasivos adoptan esa actitud en exceso.

Se dejan dominar por la ansiedad y, para no sentirse agobiados, se excitan más de lo normal.

Cuando en el ambiente algún estímulo los provoca aún más, llegan al estado de ‘sobrecarga’.

(El cerebro de estas personas tal vez esté menos excitado, según dice la teoría; quizá de este modo busquen emociones para ‘despertar’ su sistema nervioso).

CÓMO TRATAR A LAS PERSONAS CON EL TRASTORNO EVASIVO

Dado que estos individuos se alejan de la gente, los que no son sus familiares seguramente no iniciarán una relación estrecha con ellos.

Es preciso reconocer que la ansiedad que experimentan es real, tener en cuenta su sensibilidad ante las críticas y saber cuánto daño se les hace.

Para tratar a una persona que presente este trastorno levemente, consulte los consejos dados anteriormente.

Por lo demás, sea muy amable con ella, tranquilícela y acéptela como es.

Pero no empiece a hacer por ella las cosas que ella evita.

En cambio, aliéntela para que busque ayuda terapéutica.

Mire en derredor y observe cuántos individuos encuentra en su vida cuya descripción coincide con la de este trastorno: alguien reservado, cohibido, incómodo, tenso.

En lugar de darles la espalda pensando que son fríos o antipáticos, obsérvelos con más detenimiento.

A lo mejor a ellos les gustaría contar con su amistad. Tiéndales una mano.

El Trastorno Esquizoide

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos