Preguntas frecuentes Beneficios

Artículos

  Seminarios y talleres Quienes somos
Habilidades prácticas Casos

Tests

Investigaciones Contáctenos
 
   Aplicaciones
  prácticas
   IE en la Empresa
   IE en la Salud
   IE en la Familia
   IE en la Pareja
   IE en la Educación
   IE en el Liderazgo y 
   Adiminist. Pública
   Actividades
  Programa talleres
  Programa seminarios
  Clases abiertas
   Información
  Content in English
  Links en español
  Bibliografía
  Contáctenos
  Manuales Gratis
  Comunicación con el
  otro sexo
 Manejar  los Celos
  Controlar Vergüenza
  Superar la Timidez
 Personas Difíciles
  Razonar Jugando
 Superar las Crisis
  Secciones
  recomendadas
 IE en la Empresa
 IE en la Educación
 IE en la Pareja
 
a
 

La web de habla hispana con mayor contenido sobre el EXITO PERSONAL y el desarrollo de habilidades clave para alcanzar objetivos:



Miles de Manuales, Tests, Videos y Artículos
gratuitos.
Trabajo, Empresa, Educación, Deporte, Coaching, Formación Financiera, Neurociencias, Salud, Pareja, Educación de los Hijos, y muchs secciones más..


"El día perfecto: irse a la cama con un sueño y despertarse con un propósito"
www.inteligencia-exitosa.org


CURSO
PRÁCTICO
ON LINE DE

INTELIGENCIA
EMOCIONAL


3 Tests Personalizados, 
102 Técnicas, 
9 Exposiciones en Power Points, 
24 Trabajos Prácticos, 
112 Lecturas Guiadas, 
121 Lecturas de Profundización, 
1 Curso posterior gratuito de Aplicación Laboral a elección.

PARA 
AUMENTAR EL 
COCIENTE EMOCIONAL

en todas las 
áreas de la vida:

* Profesión 
* Empresa 
* Salud
* Educación
 
*
Relaciones

1era.
DIPLOMATURA
LATINOAMERICANA
OTORGADA POR
ORGANIZATION
DEVELOPMENT
INTERNATIONAL



 

 

inteligencia emocional curso


EL PAPEL DE LAS
EMOCIONES
EN LAS
AVENTURAS SEXUALES (II)

LA FUERZA DE 'LOS ASUNTOS PENDIENTES': PONER LAS COSAS DEL PASADO EN SU LUGAR

Las aventuras pueden comenzar por asuntos pendientes. Es decir, antiguos amantes, inclusive ex esposos, o antiguos amigos o colegas que se sintieron atraídos pero no hicieron nada al respecto como consecuencia de las circunstancias; o viejas pasiones que de pronto recuperan su interés: todo eso tiene un extraordinario poder de seducción y puede precipitar a la gente a una aventura. El poder de seducción surge en gran parte de esas relaciones que quedaron pendientes.

O tal vez se trate de la necesidad de convertirse en el ganador, si se ha sido rechazado, o de liberarse de culpa si uno fue el que se alejó. Ambos casos pueden darse entre antiguos amantes o ex esposos. O puede existir la necesidad de ver si los antiguos sentimientos siguen vivos, en especial en el caso de los ex amantes o de pasiones y atracciones del pasado. Unido a otros ejemplos, este poder de seducción se fortalece.


 

  LAS AVENTURAS Y LA NECESIDAD
 DE VENGARSE

Algunas personas tienen una aventura porque su cónyuge lo ha hecho. El motivo es quedar a mano, herir como han sido heridos, recuperar el equilibrio del poder. O la envidia puede levantar su horrible cabeza y, como ya hemos señalado, la aventura de uno de los cónyuges da al otro autorización para tener una también. O puede servir a estos dos fines al mismo.

En un matrimonio abierto la estrategia de emparejar las cosas está explícitamente permitida, hasta se la promueve.

Las mujeres sufren más con sus intentos de quedar a mano o de vengarse. Porque les resulta más difícil separar su vida sexual de la emocional, apartar un conjunto de sentimientos por una persona y aplicarlo a otra; tienen más problemas para atenerse al objetivo de ese tipo de aventura.
 

  LA AVENTURA COMO UNA COMPULSIÓN

Algunas personas parecen incapaces de no tener aventuras. Son incapaces de relacionarse con miembros del sexo opuesto sin sexo. Es más común entre los hombres que entre las mujeres. Esto no debería sorprendernos, a la luz de lo que se sabe sobre las diferencias entre hombres y mujeres en cuanto al amor y al sexo.

La intimidad no es tan fácil para los hombres como para las mujeres. Si los hombres tienen problemas para crear relaciones cercanas, es probable que sea porque les resulta muy difícil lograr intimidad. En los casos más severos, temen estar demasiado cerca de alguien.

Como la sexualidad masculina se desarrolla primero en el aislamiento y sólo después se mezcla con los sentimientos íntimos, no debe sorprender que los hombres sean capaces de tener 'sólo sexo'. Como separan el sexo de otras emociones por temor a la intimidad, es probable que los hombres busquen más que las mujeres las relaciones sexuales con muchas compañeras. El sexo significa establecer un cierto tipo de relación.

Cuando los hombres (y a veces las mujeres) entablan relaciones con muchas amantes diferentes, tienen la sensación, si bien fugaz, de que están logrando una conexión con alguien. Así, por poco tiempo, se establece una sensación de independencia del otro cónyuge: 'Tengo a otras personas, no sólo a ti'. Eso actúa como un antídoto al miedo a tener una relación demasiado íntima con el cónyuge. Los amantes no compiten en general con el cónyuge, ya que el lazo con cada uno de ellos es transitorio y superficial: siempre hay una nueva conquista por realizar una vez que se ha alcanzado esta. Por eso, en este sentido, también se evita la intimidad con el amante.

Para los hombres hay un incentivo adicional: a través del sexo afirman su masculinidad. La creencia es que, cuantas más mujeres sucumban, más masculino se es. Es una creencia basada en mensajes culturales aceptados. Pero tener relaciones sexuales con muchos hombres no confirma la femineidad en la mujer. Y el miedo a la intimidad no es, en general, un problema femenino. Cuando una mujer muestra ese tipo de compulsión sexual en sus relaciones, en general manifiesta signos de una patología de importancia, pues va en contra de los modelos normales de desarrollo.
 

CULPA Y CONFESIÓN:
       EL DESEO DE CONTAR

Algunas personas confiesan sus aventuras porque sienten culpa. La culpa puede surgir del hecho de que están negando algo al matrimonio, al cónyuge a quien se lo han prometido, o a quien han jurado pertenecer, o del dolor que imaginan que causarán si la aventura se descubre. Pero también pueden sentirse culpables porque el clima moral o la educación religiosa hace imposible que se sientan de otro modo. No importa lo beneficioso que crean que es la aventura.

Sin embargo, el impulso a confesarse para aliviar la culpa en la mayor parte de los casos actúa como un bumerán. Unido al deseo de alivio se encuentra con frecuencia el de absolución. Esto presupone que el cónyuge entenderá y dejará de lado sus propios sentimientos.

Además, suele existir el deseo ingenuo de que el cónyuge aprecie esas cualidades en el amante que nos resultaron tan atractivas. Otro elemento presente en el impulso a confesar es que la gente piensa que, si es lo suficientemente valiente para hacer eso, el cónyuge apreciará su coraje. La expectativa es que este aprecio debería ser suficiente para mitigar la inevitable sensación de haber sido traicionada. Por supuesto, estas expectativas, en general, no conducen a nada positivo. Cuando podemos observar la reacción del cónyuge, vemos por qué es así.

Las confesiones de los hombres engendran con frecuencia consecuencias bastante diferentes. En realidad, algunos hombres confiesan porque sus aventuras se han vuelto demasiado dolorosas, y recurren a sus esposas en busca de consuelo. Como las mujeres son, en general, sus principales y únicas confidentes, eso no es sorprendente.

En contraste, las mujeres pueden haber hablado con alguna de sus muchas amigas. A veces los hombres confiesan su aventura por otras razones que no son la culpa o el dolor; por ejemplo, por el deseo de terminar con el matrimonio. Pero cualquiera sea su motivación, las consecuencias de la confesión en general no son tan severas para ellos. Las mujeres no necesariamente se divorcian de ellos. Y en algunos casos, sus esposas los consuelan como siempre han hecho.

Es más probable que las mujeres abandonen o sean arrojadas de sus matrimonios después de la confesión o la revelación de una aventura. Pero aquellos hombres que se quedan sufren una consecuencia diferente: la marginalización dentro de la familia, inclusive el papel de chivo expiatorio. Los hombres, que de por sí ocupan una posición más periférica para sus hijos que sus esposas (aunque los dos trabajen), pueden quedar más marginados como resultado del enojo y el dolor de sus mujeres, pues ellas acaparan a los niños en busca de apoyo. A veces vuelven a los hijos explícitamente en contra de sus padres.
 

LA REACCIÓN DEL CÓNYUGE: TRAICIÓN,CELOS, INSEGURIDAD Y FURIA

Cuando la ideología matrimonial proscribe tanto el secreto cuanto las aventuras, no hay modo de evitar que el cónyuge reaccione con furia, celos e inseguridad. Hombres y mujeres sienten lo mismo. Sin embargo, el género plantea diferencias en la manera de expresarlo.

Los maridos no actúan como si estuvieran heridos, rechazan el papel de víctima. En cambio, se consumen en su furia, golpean las paredes, amenazan con matar gente. Esto es verdad aun en el caso de hombres dulces y pacientes.

Si bien los hombres, como las mujeres, se sienten heridos, traicionados, inseguros y celosos, actúan con enojo. Hay un suporte cultural para la cólera de un hombre. Pues el abatimiento atenta contra su sexualidad, su masculinidad.

Por otro lado, las mujeres, si bien pueden estar furiosas ('el infierno no conoce furia como la de una mujer burlada') en general muestran abatimiento y dolor más que enojo. Esto está relacionado con su papel de mujeres y con las expectativas culturales. En realidad, somos menos tolerantes con una mujer que se divorcia encolerizada por el adulterio del marido, excepto cuanto la aventura todavía continúa. ¿No debería pensar en sus hijos? ¿Y la estabilidad de la familia? ¿No le daría una segunda oportunidad? A diferencia de los hombres, se supone que ella debe considerar primero el bienestar de la familia, en lugar de actuar enceguecida por su enojo.

Parte de la fascinación de la película 'ATRACCIÓN FATAL' se basa en la inversión de papeles: la asesina celosa es una mujer en lugar de un hombre. Por otra parte, una mujer herida consigue muchas muestras de simpatía, y lo que se espera es que su marido se arrepienta y pague sus culpas.
 

  TERAPIA MATRIMONIAL Y MANEJO
  DE LOS CAMBIOS MATRIMONIALES

Los terapeutas son las personas que más pueden ayudar a un matrimonio jaqueado por una aventura sexual, porque se supone que no tienen un sesgo y se consagran a analizar las fuentes del problema, y porque pueden ofrecer la calma y la reflexión que la pareja necesita.

Parece obvio que la terapia matrimonial puede a veces marcar la diferencia entre la supervivencia del matrimonio y su muerte después del descubrimiento. Como la traición, la inseguridad, los celos y la culpa son emociones poderosas y absorbentes, con frecuencia las parejas no pueden zafarse de esta correa solos.

Lo común es que el terapeuta sea un extraño, y sea visto en un terreno que no provoque asociaciones dolorosas. Más aún, estar en terapia significa que la pareja se compromete en principio a invertir cantidades regulares de tiempo y energía para tratar de entender al menos las motivaciones de la aventura y sus efectos en el matrimonio. Por supuesto, no todos los terapeutas brindan la falta de pasión, la sabiduría o la capacidad de juicio y el tacto requeridos por el proceso. Y no siempre los miembros de la pareja desean sanar su matrimonio en la terapia.

Para que un terapeuta haga una evaluación adecuada con respecto a si debe permitir o alentar la confesión, o hacia qué modelo de matrimonio debe orientar a la pareja, necesita primero analizar la aventura de acuerdo con dimensiones específicas.

¿Cuál es el contexto de la aventura: el ciclo de la vida, la historia personal o familiar y la historia de vulnerabilidad en el matrimonio en particular? ¿Con qué modelo de matrimonio ha funcionado cada uno de los miembros de esta pareja? Y finalmente, los temas del género que hemos tratado de resaltar a lo largo de esta obra deben ser considerados cuando se trata del matrimonio.

En el intento de lograr que la pareja entienda sus reacciones respectivas hacia la aventura y hacia sus consecuencias, los hombres y las mujeres usan un lenguaje diferente que contribuye a describir los sentimientos, las motivaciones y el impacto de la aventura.

El terapeuta debe ser alguien que 'rompa con las divisiones de género', según la frase acuñada por la terapeuta feminista norteamericana Virginia Goldner. Debe interpretar la experiencia de uno de los cónyuges al otro, tratando de lograr que se supere la división hombre/mujer, alentando la empatía con la experiencia del cónyuge. Es difícil y no siempre funciona con éxito, pero la terapia a veces ofrece la posibilidad de que un matrimonio herido se recupere.

  Janet Reibstein y Martin Richards

 

SUSCRÍBASE!!!!
y reciba gratis nuestro NewsLetter con Tips, Artículos, Consejos y Novedades


PORTAL TOTALMENTE GRATUITO DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

Inteligencia Emocional

Tips para estudiar mejor; Memoria, Técnicas de Estudio, Comunicación Oral y Escrita, Lectura Veloz, Exámenes Exitosos, Vocabulario; Inteligencia Aplicada.
www.tecnicas-de-estudio.org

 

preguntas frecuentes | beneficios | artículos | seminarios y talleres | quiénes somos
habilidades prácticas | casos | tests | investigaciones | contáctenos